DO – Belenes

Belen Francesas_page005

Belen Francesas_page008

Todavía no me paso las mañanas dedicando miradas críticas a los obreros de la construcción, pero, de momento, ya visito belenes. El que he visto en el Convento de Las Francesas es como aquél que hacía mi padre, pero a lo bestia, o luxury-king-size que diría Forges. Cinemascope, corcho y figuritas muy bien trabajadas, éstas, naturalmente, además de más grandes, de mucha más calidad. También tiene agua de verdad, pero en cambio, no le salen estrellas. Y el verde no es musgo, que debe estar medio prohibido por cuestiones ecológicas.

Los belenes, como los días en un pueblo, los disfrutamos más los niños y los jubilados. Aunque de forma distinta. No hay nada del permanente estado de excitación de aquellos días con los Reyes Magos en el horizonte, y ahora no es la tecnología sino el oficio de los artesanos lo que me admira y me hace cavilar. Leo en el folleto informativo que las mejores figuras, de una palermitana llamada Ángela Tripi, son “a palillo”. Que no significa que tengan palillos en su estructura, sino que están hechas a mano, sin moldes, porque estos artistas emplean palillos para modelar el barro. De lo cual me he informado tras la pertinente consulta al de siempre, que esto sí ha sido un cambio de verdad.

Otra de las cosas buenas de visitar belenes es que suelen poner cosas de Bach. Sin pedirlo, como esta vez aquí.😉

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en DO, Navidad. Guarda el enlace permanente.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s