Cleopatras (y 5)

Cleopatra y el esclavo (Munch, 1916-1921)

Cleopatra y el esclavo (Munch, 1916-1921)

Jules_MassenetLlegamos al Siglo XX, pero seguimos de momento con romanticismo y con un compositor importante, Massenet, cuya última ópera fue una Cleopatra estrenada póstumamente, en 1914, con libreto de Louis Payen basado en la novela homónima de Anatole France, una de la muchas de este incansable autor que no han logrado instalarse en el repertorio como lo hicieron Manon o Werther. En el aria J’ai versé le poison dans cette coupe d’or que sigue aquí en la voz de Magdalena Kozena, podemos apreciar cómo Massenet, con su gusto por el exotismo, da color local al mundo de Cleopatra, cuya sensualidad oriental se opone en esta ópera a la racionalidad y rigor del romano.

Oscar StrausEl austríaco Oscar Strauss quitó una ese a su apellido y se quedó en Oscar Straus por no ser confundido con ninguno de los Strauss, ni con los de los valses, que no era imposible, ni con Richard Strauss, altamente improbable. Hijo de banquero, fue alumno de Brahms pero optó por ser un feliz compositor de operetas, alcanzando un lugar en la historia por ser el autor del vals de La Ronde de Max Ophuls,  aunque su especialidad eran operetas como Las perlas de Cleopatra, de 1923, a la que pertenece este numerito, La flauta para el amor de Beladonis. Beladonis es el principe de Siria, la flauta es su flauta, y los interesados en el apasionante argumento de la opereta, dispuestos además a traducir del alemán, lo encontrarán aquí.

BarberSegunda mitad del siglo. En 1966, Barber inauguró la nueva Metropolitan Opera House del Lincon Center de New York, que pronto se conocería mundialmente como el MET, con su ópera Antony and Cleopatra, con un libreto de Franco Zeffirelli en el que todas las palabras eran de la tragedia de Shakespeare. El director artístico fue el mismo Zeffirelli y el musical Thomas Schippers, pero el estreno fue un fracaso, propiciado especialmente por una producción calificada de “vergonzosamente horrible” y de “hito de la vulgaridad y de los excesos escénicos”. De la ópera,  que a pesar de haber sido revisada posteriormente por su autor apenas ha vuelto a ser programada, podemos escuchar, en versión de concierto, la brutal interpretación que hace Leontyne Price de la escena de la muerte de Cleopatra, Give me my robe: “Dame mi vestido, ponme mi corona; tengo anhelos inmortales dentro de mí…”

BondevilleTambien basándose en Shakespeare, el francés Emmanuel Bondeville presentó en 1974, en Rouen, Antoine et Cleopatre, una ópera dedicada a la mezzo-soprano rumana de origen español Viorica Cortez, con quien ese mismo año contrajo matrimonio por primera pero no última vez, a pesar de estrenarse a los 76 años. Cleopatra fue naturalmente Viorica Cortez, la misma que canta ahora O douleure d’etre seule

Cecilia_McDowallY acabamos esta colección de Cleopatras con Cecilia McDowall, una compositora británica especialmente conocida por su música coral, que en 1991 publicó Cuatro canciones de Shakespeare para soprano, entre las que se encuentra Give Me My Robe, la muerte de Cleopatra que interpreta ahora una soprano llamada Nina Bernsteiner

Give me my robe, put on my crown; I have / Dame mi vestido, ponme mi corona; Tengo
Immortal longings in me: now no more / Anhelos inmortales dentro de mí: Ya nunca más
The juice of Egypt’s grape shall moist this lip: / Humedecerá estos labios el zumo de las uvas de Egipto
Yare, yare, good Iras; quick. Methinks I hear / ¡Deprisa, deprisa, buena Iras; pronto. Me parece oir
Antony call; I see him rouse himself / que Antonio me llama; Lo veo alzarse
To praise my noble act; I hear him mock / Para alabar mi noble accción; Lo escucho burlarse
The luck of Caesar, which the gods give men / De la suerte de Cesar, que los dioses conceden a los hombres
To excuse their after wrath: husband, I come! / Para excusar su futura ira: ¡Ya voy, esposo!
Now to that name my courage prove my title! / ¡Ahora, que mi valor pruebe mi derecho a ese nombre!
I am fire and air; my other elements / Soy fuego y aire; mis otros elementos
I give to baser life. So; have you done? / Los entrego a una vida más baja. Bien; ¿Habéis terminado?
Come then, and take the last warmth of my lips. / Venid entonces, y tomad el último calor de mis labios
Farewell, kind Charmian; Iras, long farewell. / Adios, querida Charmian; Iras, mi largo adiós.

Fín de recorrido,  pero queda un apéndice: mañana.

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Primera mitad del Siglo XX, Romanticismo, Segunda mitad del Siglo XX y Contemporánea y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s