Cleopatras (Apéndice)

CleopatraEntre las Cleopatras que han dejado de visitarse en este recorrido por no haber podido encontrar su música, hay que mencionar, al menos, la de Francisco Alonso, autor de Las Leandras y por tanto de Los nardos (Por la callé de Alcalá con la falda almidoná), de El Pichi (el chulo que castiga) y de Maitechu mía. Una de sus primeras obras fue Cleopatra, “zarzuela bufa en un acto” con textos de Gonzalo Cantó y Eugenio Gullón, estrenada en el Teatro Nuevo del Paralelo de Barcelona en 1914. No ha habido forma de encontrar nada de ella, ni el Bailable del Nilo ni el Raconto de Cleopatra ni los cuplés coreados que tanto éxito tuvieron según dicen. Una pena, que puede compensarse con estas Alegrías de El niño de la huerta que llevan por título Marco Antonio y Cleopatra, y que dicen así: “Seré en quererte / segundo Marco Antonio / y ole mi alma / seré en quererte / carita de cleopatra / y ole mi alma / se dio la muerte. / Y de ese modo / Tú serás Cleopatra / Y de ese modo / Tú serás Cleopatra / Yo Marco Antonio”

Como se habrá visto, la cosa sigue luego por otros derroteros, de San Fernando a Chiclana concretamente, y no queda demasiado clara. Afortunadamente he dado con la letra de la que debió partir la original síntesis de El niño de la huerta:

Seré al quererte
Segundo Marco Antonio
Seré al quererte
Segundo Marco Antonio
Seré al quererte
Seré al quererte
Que a vista de Cleopatra
Se dio la muerte
Que a vista de Cleopatra
Se dio la muerte
Y de ese modo
Tú serás Cleopatra
Y de ese modo
Tú serás Cleopatra
Yo Marco Antonio

Bien. Pues también hubiese sido interesante escuchar algo de la ópera Antonio y Cleopatra de Malipiero, el compositor veneciano del pasado siglo que ya se quedó fuera de las Didos a pesar de tener una composición vocal dedicada a ella, y que ha vuelto a ser ignorado ahora por no hallarse tampoco en la red esa ópera suya. No obstante, tenemos un interesante video en el que se presentan los títulos más importantes de su producción.

Y, ya que antes hemos entrado en ámbitos populares, no podemos olvidar la Cleopatra de Asterix y Obelix, que también cantaba, en el baño. La canción, que no se diga, es de Gérard Calvi, un compositor francés recientemente fallecido.

Una penúltima y más seria muestra de las Cleopatras exclusivamente instrumentales, que no son muchas ni estaban en el programa, pero con una reconocible representante en el ballet que puede verse al inicio del último acto del Fausto de Gounod, en el que Mefistófeles presenta a Fausto heroínas de leyenda, entre ellas, la reina egipcia, que baila estas Variaciones Cleopatra…

…y sirve de excusa para poder concluir este apéndice con otra obra que, no siendo cantada, si no tampoco podría aparecer aquí, privando injustamente de un recuerdo a Axel North, autor de la Melodía encadenada y de la música de Espartaco, de ¿Quién teme a Virginia Woolf? y de un larguísimo etcétera que incluye Un tranvía llamado deseo  y, lo que aquí importa, la  Cleopatra más popular de la historia, que, con permiso de Handel, de Shakespeare y de Bernard Shaw, de Theda Bara, de Vivien Leigh y de Claudette Colbert, fue, naturalmente, Elizabeth Taylor.

-♦-

P.S. Cual sabueso olfateador de este final, Lluis Emili me envió hace un par de dias esta Cleopatra de La Trinca con la colaboración de Terenci Moix.

Cleo, Cleopatra
todo el día
sobre el catre
Cleo, Cleopatra
no tiene suficiente
con veinticuatro
Primero fue el gran Cesar
que era romano
el que se la trabajó
Pero después Marco Antonio
se la birló
Veni Vidi Vici, ya está
Y así esta reina piramidal
entró en la historia mundial
pues convirtió a Egipto en capital
del puterío universal

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Bandas Sonoras, Popular y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Cleopatras (Apéndice)

  1. lluisemili dijo:

    S’agraeix sempre l’aparició del maestro Mastropiero pero és un Pisuerga(*) considerable. També s’agraeix l’estimulant visió de l’Elizabeth Taylor.
    Aprofito per fer un altre Pisuerga: recordava haver vist en revistes velles de casa la Cleopatra de la Claudette Colbert. Buscant a youtube he trobat aquestes dues joies: un fragment de la pel.li amb música afegida de Korngold. Quan he vist el rètol m’he cregut que la música de l pel.li era de K. ja que en aquella època feia bandes sonores, però no; és una fantasia (eròtica)

    Buscant per trobar el tall he comprovat que la senyoreta Colbert admetia la comparació amb la senyoreta Taylor especialment a la llarga escena del bany que potser va inspirar la de Astèrix i Cleopatra.

  2. lluisemili dijo:

    He oblidat aclarir l’asterix (*) Una periodista l’altre dia proposava el neologisme “fer un Pisuerga” quan es relacionen dos temes que no tenen relació.

  3. lluisemili dijo:

    Ja ho he pensat ja mentre escrivia “el tall” amb totes les possibilitats d’eufemismes: escot, carn/chicha, “raja”, … Ho he deixat perquè jo en realitat volia comprar el Financial Times (La Trinca en un dels esquetxos del programa “Guaita què fan ara” van reproduir la situacio, potser plagiada, amb el que demanava a la llibreria el llibre “Amorrada al piló de la Maria Jaen” . Va ser memorable. L’he buscat a youtube però diu que NOT FOUND i que NO GAG.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s