La Tercera Canción de Ellen, la más famosa de Schubert

The Lady of the lake (Alan Lee)

En 1825, Schubert compuso una colección de siete canciones sobre La Dama del Lago de Walter Scott, el mismo poema épico en que se basaría la ópera homónima de Rossini. Una de ellas, la Tercera Canción de Ellen (Ellens Gesang III) es la composición más universalmente conocida de Schubert. Y más de uno empezará a dejar de fruncir el ceño cuando lea ahora que se trata de una plegaria que la dama del lago dirige a la Virgen María, y que el primer verso que suele escucharse no es el original alemán Ave Maria! Jungfrau mild, sino el latín Ave María gratia plena de la tradicional oración católica con que pronto se le sustituyó.

En una carta a sus padres, Schubert les habló del inmediato éxito que había tenido la canción. Pero no podía imaginar la difusión que llegaría a alcanzar

o que un compatriota que entonces tenía 14 años, Franz Liszt, le haría tres arreglos para piano, el tercero de los cuales sigue aquí en una sobrecogedora interpretación de Lazar Berman,

ni tampoco que muchos años después, un catalán llamado Bernat Vivancos haría una mística versión para los niños cantores de un monasterio benedictino de su tierra, de un coro que podría haber conocido porque entonces tenía ya más de 500 años de antigüedad. Y que hoy, dia de la Mare de Deu de Montserrat, patrona del monasterio, debe andar atareado.

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Romanticismo y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s