¡Vete de mi, Strauss! Y no copies más

Clitemnestra largando a Egisto

Clitemnestra largando a Egisto

“La generación más joven ha desarrollado un virtuosismo en la creación de efectos sonoros más allá de los cuales no es posible ir. El color es todo, el pensamiento musical nada… El virtuosismo en la orquestación se ha convertido en un vampiro que mina el poder creativo de nuestros compositores… Estas composiciones externamente brillantes tienen ciertamente gran éxito. He visto a discípulos de Wagner exaltando el Don Juan de Strauss con tanto entusiasmo que parecía como si estremecimientos de placer estuviesen recorriendo de arriba a abajo sus vertebras. Otros hemos encontrado la cosa repulsiva… Esto no es ‘pintura tonal”, sino más bien un tumulto de pinceladas brillantes, una convulsa orgía tonal, mitad bacanal, mitad aquelarre… La tragedia es que muchos de nuestros compositores más jóvenes piensan en lenguas extranjeras – la filosofía, la poesía, la pintura – y luego traducen sus pensamientos a la lengua materna, la música… ” Qué difícil resulta para Hanslick resistirse a la seducción de lo que condena. “Vete de mí, Strauss!”, parece estar diciendo.

Lúcida observación del comentarista Herbert Glass a un escrito de 1888 del crítico Eduard Hanslick, en un artículo sobre el Don Juan de Strauss (esta semana en el Delibes) que puede leerse completo aquí. Y otra observación que podemos hacer ahora, tras escuchar su primer minuto:

¿No llama nada la atención en esta trepidante apertura con que Strauss sorprendió al mundo? ¿No suena su tema a otra cosa muy conocida? ¿No recuerda a algo esa melodía que inician los violines en el segundo 12”?  Confírmelo, descúbralo o muestre su estupefacción con un simple clic.

Pero si, en cualquier caso, ahora se pregunta qué-es-esto-otro, no voy a ser yo quien evite gratis et amore que la duda le corroa las entrañas un ratito. Y, Ricardo, no copies más, que te he visto.

-♦-

PiSta de última hora: También le copió las iniciales.

Premio de más que consolación: Karl Bohm ensayando con la Filarmónica de Viena el Don Juan. Con subtítulos en ingles.

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Post-Romanticismo y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a ¡Vete de mi, Strauss! Y no copies más

  1. Bien traído lo de Hanslick. Más que desde el patio de butacas, parece que habla como si tuviera la partitura en el atril, porque es el intérprete quien tiene que bregar con esos efectos imposibles.
    Absolutamente la deuda con Schumann. También hay una línea que viene directamente del minuto 3’00” de:

  2. Josep Olivé dijo:

    Magnífico el youtube con el ensayo de Bhom! Magnífico!

    Me queda la duda de si este Hanslick es el mismo tan “apreciado” (“aprecio” mútuo, por cierto) por el otro Richard…No sé. En caso afirmativo el hombre vidente, desde luego, no era.

    Por lo que respecta a los parecidos no desearía confundir de nuevo el original con la copia (presunta) y diré que sí, que tanto tu JL como Enrique andáis bien encaminados, pero bueno, que no deseo aliñar la intervención que tengo una célebre intervención a propósito de ello que…que no sé si me explico.🙂

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s