Tchaikovsky en América (4)

Tcha en America 4c

Tchaikovsky pasó también pronto por Hollywwood; al natural, en innumerables bandas sonoras, pero también en elaboraciones de sus melodías, como las ya citadas (These Are) The things I love en I wake up screaming (¿Quién mató a Vicky?) de 1941 y Tonight we love en The Mayor of 44th Street (Calle 44), de 1942, o con una adaptación del  Vals del Segundo movimiento de la Serenata para cuerdas

que se hizo expresamente para Levando anclas, aquella película en la que Gene Kelly bailaba con el ratón Jerry y compartía cartel  con Frank Sinatra, con el pianista y director valenciano José Iturbi (interpretándose a sí mismo) y con Kathryn Grayson, que es quien cantaba esta From the Heart of a Lonely Poet.

Pero su principal aportación sin desnaturalizaciones a la industria cinematográfica fue Cascanueces, uno de los triunfos de aquella Fantasía con que Walt Disney deslumbró a tantos niños y no tan niños, empleando distintas danzas del ballet para evocar las estaciones del año mientras la Orquesta de Filadelfia y Leopold Stokowski descubrían su gran música (cuando no la gran música) a medio mundo

con la Danza china como uno de los momentos más recordados por los niños que en aquellos años nos extasiábamos con los dibujos animados, incluso con los de los anuncios.

Eso era en 1940; en 1959, Disney volvió a Tchaikovsky empleando el Vals del ballet La bella durmiente

en una canción de su película sobre el mismo cuento, Once Upon a Dream, Erase una vez un sueño, Eres tu el príncipe azul por aquí

Y ya en este siglo, en 2004, la factoría reunió dos en una: La Danza de los mirlitones de Cascanueces y el tema de amor de Romeo y Julieta en una canción titulada Love so lovely  de una película titulada Mickey, Donald, Goofy: Los tres mosqueteros, editada sólo en video

Y es que, como se estará comprobando, Tchaikovsky en América, o es lonely o es lovely.

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Cine, Romanticismo y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Tchaikovsky en América (4)

  1. lluisemili dijo:

    Pobre Piotr Ilitx!. Sucre, sucre, sucre. I el pesat del Frank Sinagra (si, pesat!). I totes les escenes que tallaven l’acció per colar una cançó i que als 10 o 12 anys odiavem. Pietat!

    • José Luis dijo:

      Uy, lo que diceeee……..

      Ara tocaria allò de “Con un poco de azucar esa pildora que os dan”, però ja seria massa. I et dono la raó amb les cançons colades amb calçador (ja ho vaig comentar), però dir que això és pesat…

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s