We the people

El pueblo decide. Y el americano ha elegido a Trump como el alemán eligió a Hitler y como populismos de distintos signos pueden llegar pronto al poder en muchos lugares de Europa. Quizás la sangre no llegue al río, pero además de responder a las razones que los alimentan, habría que encontrar formas de blindar el sistema democrático frente al oportunismo y la demagogia.

elecciones-usa

También como en Europa, la polarización es absoluta, con unas diferencias mínimas (ínfimas en este caso, con menos de cien mil votos de diferencia -y a favor de la perdedora- de un total de 120 millones), un empate que se resuelve de distinta forma según las leyes electorales de cada pais, y que deja su destino poco menos que en manos del azar. Lo cual resulta dramático cuando lo que se decide no es un cambio de dirección sino de sentido.

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Sociedad. Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a We the people

  1. Josep Olivé dijo:

    Pero JL, como blindas el sistema democrático frente al oportunismo y la demagogia? Como se pueden medir ambos comportamientos de manera racional y científica? Y donde estarían los límites? Y quién los impondría? Acaso hay algún partido o líder político que no los utilice o los haya utilizado a su conveniencia? Conoces alguno? El sistema democrático no es perfecto, pero es el mejor. Y tiene sus grietas, grietas por donde entran con facilidad, efectivamente, el oportunismo, la demagogia y en una palabra: la mentira. Solo en la medida en que los actores principales de la democracia, los políticos, no hagan uso de estas armas los espectadores podremos decir que estamos en una democracia casi perfecta.

    • José Luis dijo:

      Bueno, pues por eso último podrían andar los tiros, algún tipo de pacto en ese sentido; por eso y por una sociedad educada para despreciar los halagos y detectar a los charlatanes. Pero tienes razón, es una utopía. Aunque algo habría que hacer. Repetimos que la democracia es el sistema menos malo pero no se hace nada por contener sus defectos, que no dejan de crecer. Debiera haber escrito “proteger un poquito” en vez de “blindar”

  2. lluisemili dijo:

    Una vez al año no hace daño. Dos veces al més poco es. Una vez a la semana cosa sana. Cada dia porqueria.

  3. José Luis dijo:

    😀

    La semana cumplirá mañana, aunque sólo porque la actualidad lo reclama, pero debe ser cierto que es cosa sana, pues ya he dejado la cama. (Cosa que espero compartáis los socios)

    Em sonen els versets, però no els recordava. Deixa sense qualificar un llarg espai entre el dia i la setmana…

  4. Como tantos otros problemas que desmerecen el sistema democrático, la solución pasa por la educación ciudadana y por
    regenerar el sistema de valores. Una utopía; aunque creo que es una utopía realizable. Norteamérica es una amalgama de culturas, y en su corta y violenta historia siempre ha primado la ley del más fuerte, del menos escrupuloso. Y con el peso que allí tienen las puestas en escena espectaculares (el envoltorio sobre el contenido) y la degradación universal de los valores democráticos, pues pasa lo que pasa. Ya se ha dicho por muchos analistas políticos que Trump no es la enfermedad, es el síntoma.

    • José Luis dijo:

      Amén. Totalmente realizable no lo será porque dejaría de ser utopía pero algo se podría hacer con la educación. Y, visto como se están poniendo las cosas, si no es por devoción será por obligación. Muy interesante y para mí nuevo (salvo el final) tu resumen.

    • lluisemili dijo:

      Ciertamente en Estados Unidos siempre ha primado la ley del mas fuerte en su corta y violenta historia. No como en nuestro entorno que soluciona históricamente los conflictos sin guerras, matanzas, exterminios, exilios forzosos ni nada parecido.
      Ciertamente es vergonzoso que una mayoria de ciudadanos sean capaces de votar a un candidato que no se avergüenza de decir tonterias ni de robar a mansalva; algunos siguiendo los sabios y desinteresados consejos de ex-presidentes.
      Bueno, en realidad Bush no aconsejaba votar Trump por responsabilidad y patriotismo, pero es una democracia joven, dales tiempo que ya aprenderán.
      El discurso de despedida de Obama otra vergüenza: en lugar de invitar a los jóvenes a buscar trabajo como predican y practican los reyes bien preparados lo que hace es decir tonterias tales como que no pierdan el coraje y que no se vuelvan cínicos.
      Pobres americanos! País de salvajes!

      • José Luis dijo:

        Parece como si respondieses a un antiamericanismo tópico que yo no he detectado en el comentario de Rodrigo, salvo, releyendo con intención, en lo de “corta y violenta historia” que, realmente lo ha sido. Y creo que es verdad que en la sociedad americana, la fuerza y el triunfo personal se valora mucho más que aquí, pero nadie ha dicho que recurran a la fuerza en vez de a la ley ni más ni menos que en otras partes para solucionar su conflictos.

        Te veo poco constructivo 😉

        • lluisemili dijo:

          No he visto tampoco antiamericanismo ni tópico ni del otro.
          Me molesta un pelín la mirada por encima del hombro cuando hay tanto recientísimo y cercanísimo ejemplo de triunfo del menos escrupuloso. Yo quisiera leer que Mariano/Susana/Albert(o)/Felipe no son la enfermedad si no el síntoma.
          O no hay enfermedad que diagnosticar?

  5. Pingback: ¡Peligro: Democracia! (La respuesta de Savater) | Ancha es mi casa

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s