De grabaciones descatalogadas (2) – Schubert por Jörg Demus, pianoforte

img_2516

Además de las grabaciones para Decca y Deutsche Gramophon, Jörg Demus (corresponsable de algunos lieder memorables acompañando a Dietrich Fischer-Dieskau, pero también de las queridas grabaciones de Elly Ameling cantando a Schumann y Schubert), registró en 1974 para Harmonia Mundi los Momentos musicales e Impromptus de Schubert, y en esa ocasión no lo hizo con piano sino con un pianoforte de 1830 de Conrad Graf (el constructor austríaco cuyos instrumentos tocaron, entre otros, Beethoven, Chopin y Clara Schumann), una opción que nos permite comprobar que su sonido no estaba entonces tan alejado del de los actuales pianos.

En el parco folleto de la caja de BASF/Harmonia Mundi, un escritor no identificado que, hablando en primera persona y de sus experiencias personales parece ser el propio Demus, hace unos comentarios muy interesantes:

Cuando el famoso director de orquesta [Johann Strauss], ya entrado en años, fue invitado a realizar una extensa gira artística a través de América, puso la condición de llevarse algunos segundos violines de Viena, pues sólo estos, según él, eran capaces de hacer sonar correctamente el “hm-da-da” tan importante para sus valses. Algo parecido sucede con la mano izquierda de la música de Schubert. Sólo una comprensión y perfecta acentuación de los ritmos de acompañamiento –de modo preciso pero asimismo con algo de acento local- pueden dar, en la mayoría de los casos, el justo tono. Cuántas de estas piezas no son, en el fondo, sino danzas camufladas, ya sea minués, valses, o incluso marchas.

Momento musical en Fa menor D 780-3:

(…)

En la música de Schubert, deben escucharse las diversas voces, no los acordes. Schubert suena como un cuarteto, no como una orquesta.

Si el origen de los movimientos rápidos de la música schubertiana se halla a menudo en las formas primitivas de la danza y de la marcha, los modelos de movimientos lentos deben buscarse en el canto. Aquí hallamos una regla importante para la elección del tiempo: la respiración. Y a través de ella llegamos a un descubrimiento sorprendente: el hábito de la respiración en las frases líricas de Schubert lleva al compositor a elegir para sus movimientos lentos tiempos mucho más fluidos que los de Beethoven, obsesionado por su voluntad de concentración. El Largo, el Adagio, tan frecuentes en la obra de Beethoven, resultan mucho más raros en la música de Schubert, donde son generalmente reemplazados por el Andante, Andantino o Allegretto.

Heredero de Haydn y de Mozart, Schubert es asimismo el último maestro en el arte de la ornamentación clásica. En su música para piano hallamos toda clase de apoyaturas, trinos, gruppetti. Y puesto que la musicología falla a menudo y muchas veces es incapaz de decirnos si una apoyatura debe ser larga o breve, si debe realizarse con el bajo o bien antes, decimos de antemano: interpretemos los ornamentos tal como los sentimos, de la forma más adecuada a la melodia, al ritmo y a la armonía. De esta forma, el riesgo de equivocarnos no es muy grande!

(…)

…la única cosa que no debe olvidarse en la interpretación de la música de Schubert es la siguiente: pasando por encima de todas las consideraciones técnicas, el intérprete debe dejarse llevar por el movimiento natural de la música. Su misión es la de contar una bella historia, no la de filosofar. La espontaneidad se halla por encima del arte, el sentimiento es superior a la métrica, el colorido lo es a la técnica y la naturalidad al artificio

 Impromptus en Sol bemol mayor D 899-3

“Oh fantasía! joya más preciada de la humanidad, fuente inagotable en la que beben tanto los sabios como los artistas! Oh, quédate entre nosotros, aunque sean pocos los que te reconozcan y adoren, para protegernos contra el llamado racionalismo, aquel horrible esqueleto falto de sangre y carne” (Del diario de Franz Schubert.)

s-l225Además de los Momentos e Impromptus que aparecieron también en un doble LP, la caja, más rara, contiene otros dos discos, con un par de Sonatas y algunas piezas para piano más. Las del cuarto, están interpretadas con otro piano, un Johann Schrimpf de 1843, y de ella podemos escuchar el breve tercer movimiento de la Sonata en Sol mayor D.894, que para Franz Liszt era “un poema de Virgilio”,

la Variación sobre un vals de Anton Diabelli D. 718 con que Liszt respondió a la iniciativa del editor (de modo mucho más contenido que Beethoven), una preciosidad que acaba antes de tiempo,

y este Menuetto en Fa mayor D. 995 No. 2,  que como el Allegro moderato de la Sonata tiene una lírica y deliciosa parte central, un cantábile intercalado en esa marcha…

…que, al asomar, parece primero La Marsellesa, y luego su famosa Marcha militar. 😉

 

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en De grabaciones descatalogadas, Piano, Romanticismo y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a De grabaciones descatalogadas (2) – Schubert por Jörg Demus, pianoforte

  1. lluisemili dijo:

    Tenim la caixa de l’enyorada BASF discos. No trobo memorable el menuetto en Fa major. El que m’ha cridat l’atenció és que sigui el número 995 del catàleg quan tenia entès que la última obra era la famosíssima sonata D 960 (aquesta si de reclinatori i que sentirem aquesta nit en versió de Sir Andras Schiff)
    Un cop consultada la pertinent bibliografia+viquipèdia he sabut que els números no corresponen ben bé a la cronologia de composició i, menys, de publicació. El catàleg arriba a D 998 tot i que a partir del D 993 hi ha un notable embolic ja que ara tenen unes altres numeracions

    • Josep Olivé dijo:

      …i l’embolic de la numeració de les simfonies?…la “incompleta” és la 8…?…tota la vida pensant que, efectivament era la 8 i ara resulta que és la 7…aleshores, quina és la “gran”?…la 9?…la 8?…la 8,5?… :-)… Comparteixo opinió respecte el menuetto.

  2. José Luis dijo:

    Tampoc a mi m’interessa gaire, però la part central es força maca. D’aquesta pàgina el que m’agrada més és Horowitz a l’impromptus 3. Veig que aquest anit teniu un bon programa, també amb la 111 de Beethoven… records a l’Olivé…

  3. Josep Olivé dijo:

    Recent atarrat de Paris i d’escoltar els 5 Prokofiev amb Gergiev i 5 extraordinaris pianistes en dos dies a la nova/majestuosa sala de la Phillarmonie, vaig anar ahir al Palau, efectivament. Al no haver-hi descans va ser molt dificultós trobar-me amb Lluís i Timamót per comentar la jugada. Jo voldria destacar la interpretació de la op.111 de Beethoven. La sonata és ja, per ella mateixa, un monument musical tan extraordinari, universal i divers en forma i fons que escoltar-la com es va fer ahir és una joia musical d’impossible oblit. La resta del concert molt bé amb Mozart, però vaig trobar sorprenents pérdues de concentració amb Haydn i Schubert. Em va deixar fred amb la sonata D960. Però bé, jo sempre he tingut els meus problemes amb la música per a piano sol de Schubert.

    El post és material important per a ser digerit amb més calma i ho faré ben aviat. D’entrada dir que el Schubert lleuger de Horowitz m’agrada molt. Aquesta lleugeresa amb la que interpreta li senta bé a Schubert, compositor executat de manera massa “dramàtica” pel meu gust per molts pianistes celebres….com Schiff.🙂

    Pel que fa a l’evolució de la tècnica de construcció del piano és remarcable, per exemple, com tot al llarg de les 32 sonates de Beethoven és ben clara l’adaptació compositiva del creador. Un clar exemple ho ofereix la sensacional sonata op.53, n.21 enomenda “Waldstein”. És la incansable voluntat de Beethoven de trobar nous llenguatges, noves maneres d’expresió musical i que van en paral.lel amb el desemvolupament tecnològic del piano com a instrument. Tant és aixi que es nota gradualment un aprofitament òptim de les seves possibilitats sonores i tècniques (més registres, més octaves, més gran caixa de resonància, millora dels mecanismes del teclat, millora de les articulacions dels pedals…). Doncs la sonata esmentada n’és un exemple perfecta….i aixi fins les excelses i incomparables darreres sonates beethovenianes.

    • José Luis dijo:

      Crec que els dos YT d’Horowitz il·lustren molt bé el que diu el text. I m’agraden molt tots dos, però tens raó que on resulta espectacular la seva interpretació, i el contrast amb Demus, és a la peça lleugera, al conegudíssim Moment, del que treu or.

  4. Diego dijo:

    Hola! ! Me encanta esta sección que estas iniciando; espero con ansias la siguiente!.
    Gracias.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s