Descubriendo América (XX) – La cavatina de Aleko

Esta vez, el descubrimiento de América llega con un “a qué suena esto” previo, o mejor dicho, “a quien suena esto”, porque apostaría un guisante y hasta dos a que quien escuche por primera vez los treinta segundos del fragmento que sigue…

… pensará que su autor es…

…Tchaikovsky, ¿no?. Pues no. Es de una pieza de Rachmaninof, la Cavatina de Aleko, de la brevísima ópera del mismo título con la que se graduó en el Conservatorio de Moscú, la primera de sus únicas tres óperas completas; una pieza habitual en el repertorio de barítonos y bajos a la que nunca es tarde llegar, porque la dicha es realmente buena.

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Opera y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Descubriendo América (XX) – La cavatina de Aleko

  1. lluisemili dijo:

    Si. Sona a Txaikovski

  2. lluisemili dijo:

    Baiba, Silins,… Esos letones son la leche!
    Sorry

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s