El pueblo sin destino

Nacimiento

El viejo anarquista del pueblo minero. Todos los años ponía el nacimiento, pero omitiendo la escena del castillo de Herodes y la del portal. El nacimiento quedaba reducido a la presencia animada del pueblo. Los pastores, las lavanderas, el curso plateado del rio, las montañas cubiertas de hierba y la nieve infinita (que siempre simulaba con harina). Los Reyes Magos lo cruzaban con su caravana de camellos como tres mercaderes de Damasco, y los agricultores permanecían inmóviles y plácidos antes sus bueyes cargados de leña, tan liberados de las exigencias del poder como de los peligrosos goces del misterio.
Gustavo Martín Garzo – El cuarto de al lado

Belen Napolitano 3

Belen Napolitano 2

Belen Napolitano 1

Belén Napolitano del Museo Nacional de Escultura de Valladolid.
Anuncios

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Navidad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s