Cencellada

cencellada-en-la-niebla

La RAE, además de limitar su uso a la provincia de Salamanca, hace de la cencellada un sinónimo de rocío y de escarcha, pero los meteorólogos y el pueblo, últimamente en buena sintonía, no opinan igual: La cencellada la formarían gotas de niebla cuando, a temperaturas inferiores a cero, impactan sobre un objeto y se congelan inmediatamente. En román paladino, que hay mucha niebla y hace tanto frio que se congela. Y sin que haya caído un copo, parece que haya nevado.  Aunque al profundizar, el asunto se complica bastante.

cencellada-al-sol

Si por ventura sale el sol, el blanco de ese fenómeno lo hace espectacular, pero lo normal es que coexista con la niebla en la que se ha originado y se vea algo gris, a veces casi ceniza, lo que podría sugerir alguna relación etimológica con el polvo en el que nos hemos de convertir. Pero, pese a la discreta coincidencia fonética  y a las letras iniciales comunes, la hipótesis es muy poco prometedora y la RAE va efectivamente por otro lado, afirmando sin pestañear que proviene de cierzo, el frio viento del norte que seguramente es necesario para que se produzca una cencellada como las que estos días han visitado Valladolid un año más.

Valladolid, 11/01/2012

Valladolid, 11/01/2012

Acerca de José Luis

Las apariencias engañan... o no.
Esta entrada fue publicada en Lengua. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Cencellada

  1. Es un verdadero gozo leerte

  2. Son paisajes preciosos aunque un poco de frio ya te entra . 🙂 A ver si he acertado esta vez ,
    un abrazo y adióooooooooós

    • José Luis dijo:

      Ha salido el monigote, pero si no sale se te entiende igual; tú siempre aciertas. Detrás de la ventana no hace frío, pero una noche que salí con niebla… hasta los huesos me caló.

  3. Josep Olivé dijo:

    Visitaba con alguna frecuencia Valladolid hace años por asuntos profesionales, y yo no se si era cencellada o que era, pero aterrizar en invierno en su aeropuerto con los Aviaco de marras me los ponia por corbata! Dicho lo cual, y también en roman paladino (lenguaje llano y claro segun la RAE), opino como Carme.

  4. Vicicle dijo:

    Espectacular, la verdad. Sólo en el alto del Oronet -dónde, si no?- he visto algo similar, cuando tras una noche de helada, el suelo y la parte baja de la vegetación aparecen escarchados de rocío. Nada que se pueda comparar, desde luego. Parece la maldición de un cuento de brujas y princesas: “Y convirtió el bosque en cenizas de hielo”, por ejemplo. Todo invita a abrigarse bien y no salir de casa, imagino 🙂

    • José Luis dijo:

      Me haces recordar a un amigo del cole que me retó a encontrar un tipo de comercio que no existiese en su calle, que no debe tener más de 200 metros, y no lo logré. Pero no creo que en todo el levante y ni siquiera en el Oronet se vean nunca cencelladas.

      No invitan a salir, las más espectaculares y extensas las vi conduciendo hacia León, kilómetros. Lo curioso es que me habían hablado por primera vez de ese fenómeno cuatro o cinco días antes. Parece que más llamativo aún es su equivalente a la “niebla meona”, cuando ese hielo se desprende de las ramas y cae como nieve. Debe ser cuando llega el príncipe desencantador. 🙂

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s