Descubriendo América (XXI) – El Canto Popolare de Elgar

Si la independencia tiene inconvenientes, es público y notorio que el tamaño también importa. Y si un aria huérfana corre por serlo mayor riesgo de pasar desapercibida, lo mismo les sucede a tantas buenas obras sinfónicas que se programan menos a causa de su brevedad, salvo cuando son tan pequeñas que se oyen como propinas. Ambas cosas suceden con In the South (Alassio), una magnífica obertura de concierto de Elgar que, siendo magnífica toda ella, esconde una perla en su centro: La serenata de aire napolitano protagonizada por la viola conocida como Canto popolare que, pese al título  y a su primera afirmación en sentido contrario, fue fruto de la inspiración de Elgar, según su propia rectificación posterior.

Anibal Dos Santos, Martha Bonilla

En realidad, este Canto popolare es uno de los arreglos para diversos instrumentos que hizo Elgar, dando entidad propia e independiente a esa sección de In the South. Es el arreglo más cercano al original, en cuya exposición, además de viola y arpas, solo se escuchan unos pocos violines y violas más. Entre los anglosajones es frecuente encontrarlo como In moonlight, título del poema de Shelley al que Elgar adaptó también esa música, que podemos escuchar ahora interpretado por Catherine Wyn-Rogers y Malcolm Martineau.

Desde luego, la independencia tiene también sus ventajas, y lograrla a costa de perder mucho tamaño puede permitir el acceso al repertorio de las propinas, como es el caso. Pero compárese con la riqueza del fragmento original que, a su vez, aún resulta mejor si se escucha con toda la obra.

Artosphere Festival Orchestra, Corrado Rovaris.

Primero en la viola (magnífica intérprete, por cierto: podría molestarse con toda justicia por no ver su nombre en el video), luego en la trompa, también en el clarinete, y para cuando reaparece al final en la viola dando paso a la recapitulación, habremos comprobado que el contraste y el contexto la hacen particularmente emotiva.

En cualquier caso, tanto esta preciosa miniatura como la obra completa merecen ser más conocidas y reconocidas, de modo que corran a pedir a su proveedor local que les programe la cinematográfica y magnífica In the South lo antes posible. Y si contrata para ello a la Orquesta Sinfónica de Castilla y León y a un joven llamado Damian Iorio que este pasado fin de semana la ha dirigido espectacularmente bien en el Delibes de Valladolid, sabrán lo que es bueno. Por el momento, pueden irse preparando aquí.

Anuncios

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Post-Romanticismo y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s