Claudio Magris, de paso

De la entrevista de José Andrés Rojo a Claudio Magris en El País Semanal de ayer:

“Ahora lo que ha aparecido es una amplia población que vive por debajo, o al margen, de cualquier tipo de comprensión de lo económico, de lo cultural, de lo público. Trump ha conseguido convencer a esa América (que no está solo en América) de que es su voz.”

-♦-

“Yo he desconocido la ansiedad de no saber qué podía hacer. El mundo fluía. Para la generación de mis hijos, las cosas fueron ya mucho más difíciles. Y hoy (…) la situación es terrible. Yo tuve la infinita suerte de vivir en un momento en que las cosas que sé hacer encontraron un mundo que las apreciaba”

-♦-

“…sigo creyendo eso, que el futuro se puede construir. Soy pesimista con la razón, optimista con la voluntad.”

-♦-

“Lo viví [el año 68] como una extraña mezcolanza: un montón de impulsos por la liberación, pero que al final han conducido al triunfo universal del consumo. Se conquistaron nuevos terrenos de libertad, lo que es importantísimo, y se consiguió que mi deseo fuera un derecho. (…) Me gusta lo que escribió Pasolini, de manera bellísima, después del referéndum sobre el divorcio. Le pareció justo que se aprobara. Pero hizo un matiz: no era solo un voto sobre la obligación o no de permanecer junto a una persona con la que te has comprometido; era también un voto con el que se acababa la posibilidad de buscar salidas creativas a una relación cuando esta entra en crisis. Temía que esa relación se convirtiera en algo intercambiable: hoy me pongo una cosa, mañana otra.”

-♦-

“…me puse a pensar en cuál es esa fotografía que nos retrata de verdad. No puede servir la que te hicieron de niño pequeño, tampoco aquella en que ya eres un anciano. Al final decidí que la verdadera foto para contarnos es aquella que nos retrata 10 años antes de los que tenemos ahora.”

magris-2006

Anuncios

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Literatura, Sociedad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Claudio Magris, de paso

  1. lluisemili dijo:

    Quanta veritat i que amarga!

    L’experiència del que hem viscut serveix encara per il·luminar el camí dels que venen darrere quan ja has sobrepassat uns quants revolts de la vida? O només pots estimar desesperadament i desitjar contra tot pronòstic que no s’estimbin en aquestes carreteres que ens semblen tan inhòspites i incomprensibles.

    • José Luis dijo:

      Vaja, avui esteu catedralicis… sona com el Ara digueu… 😀

      Desitjar que s’adaptin al nou temps, que ja no és el nostre… (un altre)

      M’agrada molt Magris, inclús de pas deixa anar coses que semblen molt obvies i senzilles, però que no sents a altres.

  2. lluisemili dijo:

    El fragment de “El Danubi” en què explica l’amor per la dona de seixanta anys és “de capçalera”.

    • José Luis dijo:

      “El tiempo de la existencia compartida es un viaje que recorre y recupera continuamente, en su caminar, los lugares y los instantes de la propia odisea. ¿Hacer el amor con una mujer de sesenta años?, proclamaba una vez mi amigo Roberto en el café. Por favor, ni hablar. Pero –añadía, rectificando el interrogante retórico- Paola no tiene únicamente los sesenta años de hoy, también es la cuarentona, la treintañera, la veinticincoañera con la que he vivido mis días. Así que su edad media es joven y seguirá siéndolo mañana.”

      I quan pasa al costat d’Auschwitz i diu que veu un fum…

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s