Los ocho maridos

pantalones-tendidos
El  tendal de la pequeña ventana está lleno de pantalones vaqueros, llegas a contar ocho. Todos son de una gran talla y permanecen colgados de la cintura y alineados en una formación irreal. Piensas en una mujer viviendo con sus ocho esposos. Ves la laboriosa pero alegre vida en común, siempre sujeta para ella a inagotables exigencias, que sin embargo resuelve animosamente: las grandes coladas, los guisos constantes y el inacabable transporte de los alimentos, la presencia abrumadora de los ocho hombres y sus demandas sin fin de alimento, de bebida, de satisfacción sexual. Ves los cuerpos en las comidas, las risotadas, los cuartos llenos de sudor y de humo, y el instante en el que ella llama a uno a su cuarto para compartir la noche. El orgullo, por fin, con que, exhausta y gozosa, tiende la gigantesca colada, diciendo a los vecinos con su sonrisa: “¿Qué puedo hacer si están locos por mí?”
Gustavo Martín Garzo – El cuarto de al lado

elizabeth-taylor

Elizabeth Rosemond Taylor
(Hampstead, Londres, 27 de febrero de 1932 – Los Ángeles, California, 23 de marzo de 2011)

Anuncios

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Literatura y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Los ocho maridos

  1. lluisemili dijo:

    Divertida interpretació. No m’imagino a la senyora Taylor rentant pantalons però vés a saber?

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s