La música clásica

La gente suele caer en el error de confundir los términos «música clásica» y «música culta». Ciertamente,  entre la gente culta la música clásica es la clásica música culta, pero en época de los clásicos también había música inculta. ¿O ustedes creen que cuando Chopin se iba  de juerga con sus amigos cantaban preludios en las  tabernas? ¿O que Liszt enamoraba señoras silbándoles al  oído conciertos para piano? ¿O que Brahms calentaba las  parrandas con trozos selectos de Un réquiem alemán? ¿O  que Stravinsky animaba las orgías con El pájaro de fuego

No, definitivamente no. Bueno, tal vez con excepción  del último caso. Los llamados clásicos trabajaban con  música culta, pero se divertían con música popular de su  época. 

Cantando bajo la ducha. Jorge Maronna (Les Luthiers) y Daniel Samper.
Anuncios

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Cantando bajo la ducha. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a La música clásica

  1. Josep Olivé dijo:

    ….y en lo más hondo de Chopin que habían sino mazurkas?…

  2. Muy bueno. Te ha traicionado el subconsciente con lo de Stravinsky, quien con su pájaro de fuego animaba las orgías… Yo no digo nada… por comentarlo nada más…

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s