El listón de Beethoven

…Hoffmeister ha publicado uno de mis primeros conciertos, que desde luego no es una de mis mejores obras.

Cuatro veces en 24 horas he escuchado ese Concierto para piano nº 2 de Bethoven en un vinilo con la grabación de Julius Katchen y la Orquesta Sinfónica de Londres dirigida por Pierino Gamba, pensando en los 24 años que tenía el compositor cuando concluyó esta primera incursión en el género (pero segundo  concierto porque lo revisó después de terminar el que hoy conocemos por primero), y preguntándome cómo era posible que lo considerase inferior, especialmente ante el emocionantísimo final del Adagio, a propósito del que, en  la contraportada del disco, se lee: “Ahora esperaríamos una cadencia, y en lugar de ella el piano introduce una rítmica y ordenada serie de arpegios interrumpida por fragmentos del tema principal en las cuerdas. El efecto denota una emotividad de la que el Beethoven maduro no tendría razón de arrepentirse”  La respuesta podría hallarse en ese mismo fragmento, iniciado con unas notas premonitorias de la genial transición del Adagio del Quinto Concierto a la explosión del alegre Rondó que también sigue a este.

De hecho, los Adagios también comparten mucho de su lirismo. Y no deja de ser curioso que el memorable descenso de un semitono que prepara el Rondo del Quinto, sea de Si a Si bemol, la tonalidad del Segundo concierto. En fin. Más de uno cambiaría toda su obra por su final, pero puede que para Beethoven fuese solo una aproximación al Emperador.

Aquí puede escucharse la citada interpretación de Katchen, buenísima para mí.

Anuncios

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Clasicismo y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a El listón de Beethoven

  1. Josep Olivé dijo:

    No tengo preferencia alguna por cualquiera de los cinco. Es tan inmenso este corpus, tan amplio de registros, tan perfecto en la forma, tan emotivo en el fondo, tan geniales y maravillosos cada uno de ellos que me es imposible establecer un ranking. Y sobre la infravaloración que el mismísimo Beethoven tenia por los dos primeros pues tan solo decir que a los genios, por muy genios que sean, no siempre hay que hacerles caso. Por eso, por ser genios.

    • José Luis dijo:

      La diferencia entre una montaña de 8000 metros y otra de 8001 es irrelevante. Pero ya se sabe como somos. En cuanto a la opinión del genio, no me parece que haya que menospreciarla; otra cosa es que seamos capaces de ver lo que a él le parece menor. Con lo que tu recomendación sigue siendo valida.

  2. lluisemili dijo:

    Pierino Gamba! és una trampa per caçar Cebolletas.
    Tinc la impressió que tenia no gaire més anys que jo quan en parlaven per radio com a “niño prodigio” i puc estar parlant de 1951.
    El senyor Google i el senyor Wiki conspiren per eliminar inexactituds al pobre Cebolleta que mira de tirar de neurona de proximitat. Pierino Gamba a néixer el 1936, el 1945 ja va dirigir assajos i el 1946 la 5ª de Ludwig Van. I encara és viu

    • José Luis dijo:

      El cognom és dels que es queda, però mai vaig saber res del personatge, fins ara. Ni em vaig fixar en el fet que era un diminutiu, que s’entén: Quin prodigi el Pierino.

      Estic repassant a poc a poc els meus LPs, aniran caient trampes.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s