¿Hay que promocionar la música clásica?

Reflexionaba hace poco Enrique de Burgos en sus soirées sobre la inutilidad de los acercamientos de las orquesta sinfónicas al mundo del pop, “la experiencia dice que el número de gente que se aficiona a la música sinfónica a través de estos conciertos tiende escandalosamente a cero”, “la orquesta y su público se abren a otras músicas. Sin embargo, estas y sus públicos satisfacen su ego sacando provecho del lujo que se les concede, pero no ofrecen nada a cambio”.

Pero la pregunta previa sería si es necesario promocionar la música, si alguien en nuestro medio puede hoy alegar no haber tenido oportunidad de conocerla. Y si vivir sin ella es realmente una carencia trágica para los que de hecho no tienen el paladar mínimamente predispuesto para disfrutarla, cada vez más al ir educándolo. Desde luego, los músicos siempre estarán interesados en promocionar su trabajo, pero ¿le interesa a la sociedad? ¿Somos mejores para ella después de haber asistido a un concierto? Probablemente no. Puede que nos sintamos así, pero hay demasiadas pruebas de lo contrario, basta pensar en la melomanía de tantos criminales. ¿Más civilizados por una afición culta? ¿No será que tener esa afición es un signo de civilización?

El único músico castellano-leonés de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León, el flautista Pablo Sagredo, responde desde Músicos sin etiqueta, una recopilación de biografías de los profesores de la OSCyL:

No todo el mundo entiende la importancia de la música en el desarrollo de la persona, un pilar para los griegos. Da una oportunidad distinta en el crecimiento de los niños, desde la armonía, el ritmo, la afectividad, cubre una laguna en la educación, centrada en lo intelectivo. Las clases de música son clases de vida». En esas clases de vida intentan «demostrar que hay maneras de crecer que no pasan por la competitividad, por pisar al otro, no preocuparse por ser el primero. Apostamos por valores como una solidaridad natural y hay pocos sitios tan buenos para experimentar eso como la música.

Ese sí es un terreno en el que habría que invertir más y en mejor dirección, no tonteando con los bebes ni llevando la música clásica al nivel de esas gallinas turuletas de las que los niños andan sobrados, no banalizándola y poniéndola en el cajón de la flauta dulce que se abandona en cuanto llega la adolescencia, sino simplemente haciéndosela escuchar de forma regular tal como es, en toda su belleza y su grandeza, siempre suficiente para que cada cual vaya recibiendo de ella según su propia capacidad.

De modo que, con una sola excepción, todos los recursos disponibles para los niños, que esos sí pueden ser mejores personas y ciudadanos gracias a la música. Y la excepción: No es cierto que todo el mundo haya tenido oportunidad de conocer la música clásica. Enlatada, desde luego, pero no en directo. Y nadie debiera morir sin haber sufrido el impacto del sonido de una gran orquesta sinfónica, que eso sí, además del recuerdo imborrable (y tristemente irrepetible) de la primera vez, puede sorprender y enamorar a quien, mal oída y peor escuchada, no daba un duro por la música clásica. ¿No deben ir los musulmanes a La Meca una vez en la vida? Pues, mandato civil: Una vez en la vida, por turno riguroso, todos, la Séptima de Beethoven, por ejemplo, incluso aunque no sea tan gloriosa como ésta:

Anuncios

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Música, Sociedad. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a ¿Hay que promocionar la música clásica?

  1. Josep Olivé dijo:

    Esa sinfonia tan perfecta y ese arrebatador director confirman, de manera contundente, todo lo dicho en el post. Sí señor!

  2. Pau dijo:

    Tinc la convicció, per altra banda molt personal i intransferible, que la música clàssica ens transforma com a persones… no obstant, i com bé diu l’article, quants “monstres” eren grans aficionats a la música…

    Com a meloman relativament jove, la realitat que m’envolta dibuixa un paisatge desolador, tant en coneixemet com especialment en interés per una música la bellesa de la qual, i si més no per nosaltres, traspassa el temps i l’espai!

    Tema complex i per tots els gustos… per la meva part, procuro divulgar-la sempre perquè vull creure que sense música, entre altres coses, però especialment sense música, la vida no tindria cap sentit (si és que el té)!

    Salut!

    • José Luis dijo:

      Crec que estaràs d’acord en que, en tot cas, és una mica hiperbòlic, però potser la vida sense música no tindria cap sentit… pels que ens agrada tant la música. I el mateix pel que fa als seus efectes benèfics: Sempre que caigui en terreny adobat. D’aquí la meva reticència amb l’efectivitat de la publicitat. Tot això ho diu el cervell; el cor pensa exactament com tu. I salut per gaudir de la vida/música molts anys!

  3. lluisemili dijo:

    He començat a escriure un comentari dues vegades hi ho he deixat. Massa llarg i complex! .
    Ara, a la tercera, a veure si deixo dita alguna cosa.
    Jo sense la música se’m fa difícil d’imaginar la vida.
    En directe? millor, però no necessàriament. Gran orquestra? Concerts de solistes amb orquestra? Veu? Tot va bé si és bo però a mi cada vegada m’agrada més la cambra: quartets de corda particularment. I EL quintet de Schubert…
    Cal incentivar la música clàssica? Jo crec que només hi ha un secret: que a nosaltres ens entusiasmi. Això s’encomana.

    • José Luis dijo:

      A la tercera, però molt mesurat. “Imaginar” és molt prudent; el “jo” inicial, fonamental.

      Benaurades les llaunes que avui ens permeten sentir la música com la sentim. Jo em referia a la capacitat de fer socis que tindria sentir una simfònica en directe. Ja estem molt acostumats, i si vas anar per primera vegada de molt petit potser no ho recordes, però jo em vaig estrenar al Palau amb setze anys, crec, i encara se m’humiteja’n els ulls.

      Naturalment que s’encomana. Però també va amb la sang, com saben bé avis i bisavis.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s