Desde El Magreb con amor

“Los dioses venden todas las cosas a un justo precio”, dijo un viejo poeta. Hubiera debido añadir que venden sus mejores cosas al precio más módico. Lo verdaderamente indispensable puede comprarse con poco dinero; sólo lo superfluo se vende caro. Lo verdaderamente bello nunca se vende, sino que es ofrecido como don por los dioses inmortales. Está permitido ver salir y ponerse el sol, vagar las nubes por el cielo, las selvas y los prados, el maravilloso mar, todo sin gastar un céntimo. Los pájaros cantan de balde, y podemos coger a lo largo del camino flores silvestres mientras paseamos. Nada se paga por entrar en la sala estrellada de la noche. (…) Pocos amigos, pocos libros, poquísimos, y un perro es todo cuanto necesitáis en torno de vosotros, mientras os tengáis a vosotros mismos. Pero deberíais vivir en el campo.

Axel Munthe . La historia de San Michele.

Villa San Michele (Anacapri)

bla bla

Jardín botánico Mar i Murtra (Blanes)

Anuncios

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Sociedad. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Desde El Magreb con amor

  1. lluisemili dijo:

    Ets al Magrib o és un salt per sobre del mar aprofitant aquesta preciosa cita?
    Els que pugueu aneu a San Michele (pronuncieu MIKELE) a Capri. Gran Axel Munthe!

    • José Luis dijo:

      Un salt, però hauria de fer-ne molts si fos per les cites d’aquest llibre del gran Axel Munthe, un personatge amb un tarannà curiós, obert, lliure i personal que em recorda al de qui em va deixar el llibre.

      Los que no puedan ir a San Mikele, que se compren el libro, una delicia de cabo a rabo, recomendación garantizada. Y los que puedan, también.

  2. timamót dijo:

    Ai! hi aniria a ulls clucs a can Axel Munthe.
    I ets un bruixot o del CNI. Aquest cap de setmana hem estat, precisament, a Cadaqués…

    • José Luis dijo:

      M’ho estic passant molt bé llegint el llibre, és com haver conegut un altre admirable, llest i simpàtic amic. En aquestes condicions, veure la seva casa, a les terres del llest de Timberi 😀 ha de ser doblement gran.

      Ja no crec a casualitats. Vivim molts segons.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s