Canciones estupendas (47) – Sombras (Carlos Brito y Rosario Sansores)

Aunque a menudo se canta como un bolero, Sombras fue originalmente lo que en Hispanoamérica llaman “pasillo” por lo menudo de los pasos con que se baila esa composición musical. Originario de Colombia, el pasillo se extendió pronto  por la región asentando especialmente en Ecuador, donde adquirió la categoría de símbolo.  Y de Ecuador era Carlos Brito Benavides (1891-1943), un músico que, al poco de dejar su puesto de capitán de banda militar, dio por casualidad (en la hoja de uno de los periódicos que empapelaban una cantina o arrugada en el suelo de una calle para otros, mientras un sobrino afirma que en un libro comprado por él) con un poema de la mejicana Rosario Sansores  (1889-1972) llamado Cuando tú te hayas ido. Y, se dice que teniendo presente la reciente muerte de su madre,  le puso música componiendo en el año 1936 una estupenda canción que tituló Sombras, la palabra con que acaban todas las estrofas del poema. Veinte años después, Sombras adquirió fama mundial en la interpretación que hizo en 1965 el también ecuatoriano Julio Jaramillo y que apareció al año siguiente en una película mejicana titulada Fiebre de juventud.

Sombras
Cuando tú te hayas ido
me envolverán las sombras,
cuando tú te hayas ido
con mi dolor a solas
evocaré ese idilio
de las azules horas;
cuando tú te hayas ido
me envolverán las sombras.
Y en la penumbra vaga
de la pequeña alcoba,
donde una tibia tarde
me acariciaste toda,
te buscarán mis brazos,
te besará mi boca
y aspiraré en el aire
aquel olor a rosas;
cuando tú te hayas ido
me envolverán las sombras.

La muerte prematura de Brito (se murmura que envenenado tras denunciar un desfalco) le impidió conocer a Rosario Sansores, una mujer que simultaneó la poesía con el periodismo (Ecos de Sociedad, “Novedades para el hogar” y una columna titulada “Rutas de emoción”) y que se afirmaba cursi a mucha honra, porque eso significaba que la leían, aunque, de juzgar por este poema, tenía el listón de la cursilería muy bajo. Y no sería ese el calificativo que le sugirió al Generalisimo Franco si es cierto lo que afirma Alejandro Pro Meneses en su libro Discografía del pasillo ecuatoriano:

Son cosas de los Dictadores, que luego pasan a formar parte de: “Aunque Ud. no lo crea” y es así que se le ocurrió a Francisco Franco, declarar entre otras canciones (me imagino en español, porque las otras no se las entiende) a nuestro Pasillo Sombras como inmoral, pornográfico, y qué más… y por tanto se lo puso en el INRI, de la música prohibida.

Lo que habría llevado a una nueva letra en la que la alcoba y la tibia tarde en la que me acariciaste toda se convertían en una vereda triste testigo de nuestras cosas. Sin embargo, el mismo Alejandro Pro dice luego que sólo fue cantada con esos cambios por el chileno Arturo Gatica (hermano mayor de Lucho), que no se hallan en la única interpretación suya disponible en la red, como tampoco hay ninguna otra fuente que corrobore la autenticidad de la historia.

Precisamente de Lucho Gatica es una de las innumerables versiones de Sombras

inexorablemente alejada del género original por la interpretación de la personalísima de Chavela Vargas

mientras que la reina del bolero, Olga Guillot, también inevitablemente fiel a su forma de cantar, mantiene en cambio el tiempo de pasillo para el que fue compuesta

una ortodoxia mejor representada aún por Los tres Reyes,

más de cincuenta años anteriores al bolerazo de Luz Casal al que Concha Buika pone toques flamencos en una magnífica versión que confirma la vigencia de una de las más estupendas canciones de Sudamérica.

Anuncios

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Canciones estupendas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Canciones estupendas (47) – Sombras (Carlos Brito y Rosario Sansores)

  1. lluisemili dijo:

    Preciosa cançó, lletra i música. La versió de la Guillot és la que prefereixo.
    A l’època de la moda Lucho Gatica (“Reloj, no marques las horas…” “Es la historia de un amor como no hay otro igual…”) jo, amb 16 o 17 anys “militava” contra el bolero. Jo era de Brassens, Bécaud, Carosone, Paul Anka, Nina y Frederic, … Ara passats els prejudicis reconec que molts boleros són molt bons (tot i que i molts segueixen infumables).

    “Sombras” em sona però no tant com altres. I és realment bona.
    Sentint-la sonar de lluny a l’ordinador de la sòcia m’ha semblat que sonava “El dia que me quieras…” tango que, interpretat per Gardel, sempre m’ha agradat i emocionat. I penso que la tornada (estribillo) recorda força la de “Sombras”. I també el clima de la lletra girat de l’inrevés.
    Casualitat? Sombras és de 1936 i Gardel va morir el 1935. Per tant va ser abans el tango que el pasillo. Paresido rasonable?

    • José Luis dijo:

      Gatica em semblava i em segueix semblant empalagos. La meva militància era al·lèrgia de veritat, a la copla. Em vaig curar amb Carlos Cano. Boleros, sentia menys, els vaig descobrir de grandet, a Barcelona la nuit. I ningú com l’Olga, i cap com el Tu me acostumbraste

      Sí que tenen en comú Sombras i El dia que me quieras, un aire, l’estructura i quan puja la melodia. Però no crec que cap jutge veies plagio, calen superorelles, pecador 😀

      O sinerman, huelecomerantiu…

  2. lluisemili dijo:

    Si, però la que em feia fer ulls de besug l’estiu del 56 era aquesta

    El hit era aquesta

    O això
    /www.youtube.com/watch?v=9r2pEdc1_lI&list=RDwPw5WiABUOA&index=4
    Si es deixa que el senyor youtube vagi fent després del Paul Anka surten totes.

    Naturalment no enteniem NI UNA PARAULA.

    Acabem de veure “Amor bajo el espino blanco”. Aquella innocència, aquella bona fe, …
    Oú sont les neiges d’antan?

    • José Luis dijo:

      Santa innocència besuguil… Diana és una senyora cançó, com Oh, Carol, i aguanta lo que le echen.

      “Amor bajo el espino blanco” em va agradar molt, sembla que la bona fe es renova. Del mateix Yimou, i semblant, es El camino a casa. I una que estic segur us agradarà molt, Regreso a casa.

      Mira quina versió més maca he trobat, encara hi ha qui es fixa a Brassens.

      • lluisemili dijo:

        Preciosa versió. Sentir parlar amb aquest valencià “me pone”. La meva afició (amor) per les parles dialectals genuïnes de qualsevol llengua és malaltíssa.
        A la versió només trobo a faltar aquelles “rrr” de Brassens, que tambés feia la gran Piaf.

        Que tot això fos escombrat pels xixarel·los de la Silvie Vartan i el “sudoroso” Halliday és un pecat que no perdonaré als francesos. “Salut les copains !” puaff

        Van començar així i han acabat parlant en anglès als estrangers com em fan a mi. (A na mi, que diria aquell)

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s