F de Franz Strauss -y de Franz Liszt, y de Frühling- (De la A a la Z, 26 cosas -y más- que quizás no sabes de Richard Strauss)

f-richard-y-franz

El padre de Richard Strauss fue un famoso intérprete de trompa que tuvo una relación tempestuosa con Richard Wagner. Solista de la Orquesta de la Corte de Baviera en Munich y uno de los grandes virtuosos de su tiempo, Franz Strauss fue famoso también por odiar la música de Wagner (“el Mefistófeles de la música”, le llamaba), música que interpretaba sin embargo magníficamente según reconocía el propio compositor, quien se dice le consultó a propósito de la famosa llamada de la trompa de Siegfried, además de afirmar: “Strauss es un tipo detestable, pero cuando toca la trompa, es imposible estar enfadado con él”.

Murió en Mayo de 1905, medio año antes del estreno de Salomé, la ópera con que su hijo se situaba en plena vanguardia, apartándose del estilo clásico en cuyo amor le había educado y en el que el mismo componía.

En vida, su hijo ya le había dedicado su Primer concierto para trompa, al que sesenta años después seguiría el Segundo, con un Andante tan delicado como clásico en el que, desde sus casi 80 años, sin duda tambien le evocaba:

Pero F también de otro Franz, Liszt, quien con Wagner empezó a llevárselo a un nuevo terreno para disgusto del padre, y que con sus Poemas sinfónicos había consolidado el género en el que desarrollaría su más abundante e importante obra orquestal, empezando por Don Juan, con el que a los 24 años afirmaba su propio estilo y lenguaje, y que nada casualmente, se inicia de forma rompedora pero citando a Schumann y Beethoven.

Y F de Frühling para acabar, el primer poema de Hesse en las Cuatro últimas canciones, en la que, aunque no tan llamativamente como en las otras tres, no falta la presencia de la trompa con que en sus días finales parecía evocar a su padre.

Frühling
Primavera
In dämmrigen Grüften
En cavernas de penumbra
träumte ich lang
he soñado largamente
von deinen Bäumen und blauen Lüften,
en tus árboles y tu aire azul,
von deinem Duft und Vogelsang.
en tus aromas y en el canto de tus pájaros.
Nun liegst du erschlossen
Ahora yaces desplegada
in Gleiss und Zier
en esplendores y ornamentos,
von Licht übergossen
bañada de luz,
wie ein Wunder vor mir.
como un milagro ante mí.
Du kennest mich wieder,
Tú me reconoces,
du lockest mich zart,
me seduces tiernamente,
es zittert durch all meine Glieder
un escalofrío recorre todos mis miembros,
deine selige Gegenwart!.
con tu bendita presencia.
____________________________________________________________________________________________
El texto introductorio resaltado en azul pertenece a “26 things you may not know about Richard Strauss”, un trabajo de Chris Shipman en la web de la Royal Opera House.
Anuncios

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Romanticismo y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s