N de nazi -y de noche- (De la A a la Z, 26 cosas -y más- que quizás no sabes de Richard Strauss)

Richard Strauss hablando en el Encuentro de compositores alemanes en Berlin el 18 de Febrero de 1934

Strauss fue presidente de la Cámara de Música del III Reich, pero ¿hasta qué punto apoyó a Hitler?  Porque, si son sus propias palabras las que le comprometen,

Me pueden dar todos la espalda. Simplemente me sentaré aquí, en Garmisch, para componer; para mí, todo lo demás es irrelevante.

teambién es evidente que no era nazi

Considero que la persecución de Streicher y Goebbels a los judíos es una desgracia para el honor germánico y una muestra de incompetencia, la más vil arma de la inepta y perezosa mediocridad ante una inteligencia superior y un mayor talento.

-♦-

¿Cree usted que yo actúo siempre pensando que soy “alemán”? ¿Cree usted que Mozart era consciente de ser “ario” cuando componía? Sólo conozco dos tipos de personas: las que tienen talento y las que no lo tienen.

-♦-

En Noviembre de 1933, el ministro Goebbels me nombró presidente del Reichsmusikkammer sin obtener mi consentimiento previo. No fui consultado. Acepté este puesto honorífico porque esperaba poder hacer algo bueno y evitar males mayores, si a partir de ahora la vida musical alemana iba a ser, como se decía, “reorganizada” por aficionados e ignorantes buscavidas.

aunque en ocasiones daba una de cal y una de arena, la de arena con lo que puede percibirse hoy como una clamorosa omisión:

A partir del 1 de mayo, llega a su fin el período más terrible de la historia de la humanidad, doce años de reinado de la bestialidad, la ignorancia y la anticultura bajo los más grandes criminales, durante los que los dos mil años de evolución cultural de Alemania encontraron su perdición; monumentos arquitectónicos y obras de arte, todos ellos irreemplazables,  han sido destruidos por la soldadesca criminal.

No muy lejos, sin embargo, de nuestra reacción ante la destrucción del patrimonio cultural de la humanidad por parte de los yihadistas, muy superior a la manifestada ante sus continuos asesinatos. Pero muy en su línea de preocuparse “de lo suyo”, de manifestarse apolítico y de no abrazar más que sus propios intereses, en los que se incluyen, desde luego, su familia, sus amigos y sus colegas, a los que, judíos o no, defendió con tesón. Y la música. Presidente del Reichsmusikkammer (que perseguía la música “degenerada” y vetaba a Berg , Schoenberg y Stravisnky) hasta que interceptaron una de sus cartas al judío Stefan Zweig, pero aprovechando el cargo para mejorar las condiciones de los músicos y sortear las censuras del régimen, o empeñándose en que el apellido de su amigo Zweig apareciese en el programa de La mujer silenciosa. Y tratando de proteger a su nuera judía y a sus nietos, también judíos por ello, una circunstancia que pudo determinar en gran medida su pragmática postura.

Parece claro pues que no era antisemita ni un ardiente adicto al régimen, algo que, de hecho, resulta impensable en nadie sano y con un nivel intelectual alto, pero tampoco fue un opositor frontal al nazismo. Cuando ya había dimitido de la presidencia de la Cámara de Música, compuso y dirigió el Himno de las Olimpiadas de  Berlin de 1936.

Pero dos años después,  con Alemania preparándose para la guerra, estrenaba en Munich Friedenstag (Día de paz), una ópera basada en una idea del ya proscrito Zweig, que no es sino un himno a la paz y una velada crítica al Tercer Reich, con el que de hecho tuvo siempre unas tensas relaciones. Había logrado sacar a su nuera Alice de la cárcel y evitar que acabase con sus nietos en un campo de concentración, pero no que muchos de sus familiares perecieran en Theresienstadt.

“Ante Richard Strauss, el compositor, me quito el sombrero,” había declarado en 1933  el entonces famosísimo director Arturo Toscanini, activo antifascista. “Ante Richard Strauss, el hombre, me lo vuelvo a poner.” Un rotundo juicio que hoy parece excesivo, aunque el tiempo (y el pararayos Wagner) han alejado mucho a Strauss de la polémica,

En cualquier caso, otra N para aquella noche que tan larga sería también para un hombre que por entonces ya pasaba de los setenta y que en la primera colección de canciones que había compuesto en su juventud, daba más que muestras de su tremenda sensibilidad artística componiendo una maravillosa música para un poema del austríaco Hermann von Gilm titulado La noche, una noche que amenazaba acabar con todo lo bello y valioso como haría años después el tristemente más famoso Hitler.

Die Nacht La noche
Aus dem Walde tritt die Nacht,
Aus den Bäumen schleicht sie leise,
Schaut sich um im weitem Kreise,
Nun gib acht.
Alle Lichter dieser Welt,
Alle Blumen, alle Farben
Löscht sie aus und stiehlt die Garben
Weg vom Feld.
Alles nimmt sie, was nur hold,
Nimmt das Silber weg des Stroms,
Nimmt vom Kupferdach des Doms
Weg das Gold.
Ausgeplündert steht der Strauch,
Rücke näher, Seel an Seele;
O die Nacht, mir bangt, sie stehle
Dich mir auch.
Del bosque emerge la noche,
de los árboles sale furtivamente,
mira a su alrededor en amplio círculo,
ahora con cuidado.
Todas las luces de ese mundo,
todas las flores, todos los colores
extingue, robando las gavillas
de los campos.
Toma para ella todo lo que es valioso,
toma la plata del torrente,
y del tejado de cobre de la Catedral
toma el oro.
Desnudo de flores queda el arbusto,
acércate a mí, alma contra alma;
Oh, temo que la noche, te aleje
a ti de mí.
  ___________________________________________________________________________________________
El texto introductorio resaltado en azul pertenece a “26 things you may not know about Richard Strauss”, un trabajo de Chris Shipman en la web de la Royal Opera House.
Anuncios

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Música, Sociedad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s