Los buenos

En el cuartel donde hice la mili, sufrí durante un par de días a un zafio sargento chusquero que controlaba la tropa dando alas a los soldados de su cuerda, quienes, de entrada, marcaban terreno con duras y nada graciosas novatadas, tales como empapar en pleno invierno los colchones de los recién llegados tras haberles obligado a correr dando vueltas alrededor del patio de armas mientras saqueaban sus taquillas. Pero el personaje interesante no era él sino su capitán, un caballero de aspecto afable y educado al que todo el mundo tenía por santo porque jamás tenía una mala palabra para nadie y que, sin embargo, miraba sistemáticamente hacia otro lado ante las tropelías que ese sargento y sus secuaces cometían a diario en su compañía.

Es mucho más fácil ser bueno que justo. Pero más que eso: a veces, ser bueno es una canallada. El día que vengan a por mí, espero que quien me deba defender no sea más bueno que justo. O no más bueno que eficaz, porque lo suyo no es juzgar sino actuar para hacer cumplir la ley. Y si no tiene más remedio que dar algún porrazo para lograrlo, que no se lo piense. Y sin miedo, que unos cardan la lana y otros se llevan los claveles, pero al final, todo se sabe. Siempre que se quiera saber, claro.

Anuncio publicitario

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Sociedad. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Los buenos

  1. Allau dijo:

    José Luis, por lo que entiendo (igual me equivoco, porque hablas a través de metafóricas parábolas de la mili, mucho menos portentosas, pero más gráficas que las bíblicas), justificas la violencia ante la ilegalidad. Si ha habido imágenes manipuladas (que siempre las hay), observa los viejos periódicos extranjeros y su discutido punto de vista. Si no te he comprendido, por favor, explícate.

    • José Luis dijo:

      Ejercida por quien hemos elegido que la emplee cuando no hay otro remedio para que se cumpla lo que hemos decidido que se haga, naturalmente que la defiendo.

      Se nos llena la boca de palabras. Pero estar sentado en el suelo o haciendo barrera con las manos en alto también puede ser violencia, aunque en la foto quede mejor. Por ejemplo cuando con «resistencia pacífica» se impide que se impida un crimen. Acción, omisión… Otra cosa es la valoración que hagas de las razones y de la necesidad, pero en abstracto, no tengo ninguna duda ante tu pregunta. Me resisto a humillar tu inteligencia con ejemplos.

      La metafórica parábola viene a cuento de la rabia que siento con los que dejaron a los policías nacionales en cuadro y se salieron de rositas, o de claveles. Quizás no sea del todo ajustada, pero no doy para más.

      Me sorprende que te conformes con decir que manipulación «siempre la hay», tremendo argumento exculpatorio. Y más con que también creas necesario que consulte la prensa extranjera. Dudo que TV3 no haya repetido todas las imágenes disponibles habidas y por haber, pero no estoy seguro de entender a qué te refieres con lo de que observe «los viejos periódicos extranjeros y su discutido punto de vista» Rasgamientos de vestiduras no necesito más. ¿Se pasaron? Sin duda ¿Mucho? No tanto, para el volumen del enfrentamiento. Estoy esperando una relación de lesiones mayores, no de consultas médicas por crisis de ansiedad o dolores. Y que no aparezca, vista la eficacia propagandística del régimen, es más que significativo. Se pasaron un ojo, como los mossos de los claveles hace bien poco para disolver a cuatro gatos, en una situación en que ya no tengo tan claro que fuese necesario recurrir a la violencia. Seguro que alguno se pasaría de odio, tampoco lo dudo, amor con amor se paga. Y en cualquier caso, compensaría el amor de los mossos.

      Bueno, tampoco estoy seguro de estar contestando a lo que me preguntas. Pero cuando quieras.

  2. jose maria peris vellve dijo:

    Ya te has informado bien jose luis? Con lo que paso el 1-0 en cataluña hay para estar hablando todo el tiempo de vida que nos queda.Cada uno dira lo suyo. Yo digo:verguenza,miedo,valentia,indignacion,desasosiego,incertidumbre.Salut

    • José Luis dijo:

      Salud lo primero, Jose Maria. Y afecto. Creo que me he enterado bien, pero si me remites a lo que crees ignoro, lo leeré o veré con todo interés. Creo que me he enterado, no de lo que pasó, sino de lo que se buscaba que pasase, de lo que se provocó, de lo que no le hubiera pasado a nadie que no hubiese elegido libremente desafiar a la ley, del agravio que, al parecer, va a justificar ahora la independencia por el argumento del genocidio. Ojalá tengamos tiempo, salud y afecto para poder seguir hablando de esto mucho tiempo, mejor en directo, amparados por la única patria a la que debieramos amar, la de la fraternidad.

      Un abrazo muy fuerte a los dos

      • jose maria peris vellve dijo:

        Si, Jose Luis, siempre en primer lugar la incuestionable fraternidad,y si puede ser en directo mejor. Nos han tocado vivir dias intensos. Espero lo mejor para mi pais y para todos los del mundo.Salut y Republica.

        • José Luis dijo:

          Muchos deseamos lo mismo. Pero tambien los hay que sólo estan esperando lo mejor para sus egos y sus bolsillos, eso también los sabemos todos.

          Otro par de abrazos

          P.S. Salud y República es como decir Jabugo y dromedario. 😀

  3. jose maria peris vellve dijo:

    Bien, por supuesto,pero pueden desearse dos cosas que no tienen nada que ver;independientemente,

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s