«Agitar miedos identitarios funciona»

P. Defiende usted que debemos dejar de hablar de identidad cultural para hablar de recursos culturales.

R. Los recursos culturales no son valores. Los valores tienden a excluirse los unos a los otros, y se predican; los recursos, no. Unos recursos se suman a otros, alumbran a otros, no se excluyen, no son raíces. ¿Defender la cultura qué es? Es activar esos recursos.

P. ¿Considera que es necesario activar los recursos culturales franceses?

R. Sí, por supuesto. Hay que activar un terreno común. No es un común de esencias ni de pertenencias, es un común de recursos compartidos. Y el primer recurso cultural, político, social es la lengua. Por tanto, mi primera exigencia es activar la enseñanza del francés. Para ello hay que preocuparse de que todos los niños que nazcan en Francia aprendan bien el idioma.

P. ¿Eso no ocurre hoy en Francia?

R. Evidentemente que no. No hay más que ir a la banlieue. Hay ambientes islámicos donde los padres incluso impiden a sus hijos hablar francés en casa. Hay que decirlo. Para mí, si una familia impide a los niños hablar en casa el francés que aprenden en el colegio, debe ser excluida.

P. No es una idea políticamente correcta…

R. Me da igual. La lengua es un recurso. Yo defendería tanto el bretón como el francés si Proust hubiera escrito en bretón. Los recursos del francés están más desplegados que los del bretón. Y defiendo de igual manera la enseñanza del castellano, del italiano o del alemán. No es una idea chovinista.

P. En los colegios de Cataluña se aprende español y catalán. Pero hay gente que se queja de que se margina el castellano en la enseñanza y en algunos hogares.

R. Se puede aprender el provenzal y el francés. No conozco la situación de España, pero creo que los recursos culturales catalanes existen. ¿Qué lugar hay que darles en la enseñanza? No me puedo pronunciar. Pero me alegro de que en Francia se haya despertado la cultura bretona o provenzal; son recursos que se suman, que no excluyen.

P. Y sin embargo, a menudo, la lengua se utiliza para excluir…

R. Sí, porque se piensa en términos de valores o de pertenencia en vez de recursos, que no pertenecen a nadie, que están ahí, disponibles para todos. Si propongo sustituir identidad y pertenencia por recursos y fecundidad es porque ese desplazamiento es fundamental para salir de este impasse político y social, para encontrar modos de viabilidad histórica inteligentes.

P. ¿Cómo asiste usted, desde la distancia, al conflicto que hay en España con Cataluña?

R. No tengo una mirada clara. Solo me hago una pregunta. Me aventuro a hacerla, a modo de hipótesis: España pasó la página del franquismo, lo comprendo; pero en la historia nunca se pasa página. La pregunta es: ¿qué hay de reprimido en ese conflicto? El psicoanálisis político también existe; sirve para evitar entrar en una espiral de compensaciones y sustituciones que nunca acaba y que trocea lo político, de modo que la política acaba en mercadeo.

P. Las últimas elecciones presidenciales francesas estuvieron marcadas por el tema de la identidad y usted dijo que había que huir de falsos debates.

R. No solo eran debates falsos, eran oscurantistas, de mercadeo político. Es fácil jugar la carta de la identidad. Con una Francia en una cierta retirada histórica, agitar los miedos identitarios funciona. El miedo es útil en política, es demagógico pero funciona, sobre todo cuando hay elecciones.

(…)

P. En una entrevista en Libération dijo usted que está consternado porque el personal político ya no lee.

R. leen informes, noticias, no cogen un libro; y utilizan un lenguaje que, de pobre, se vuelve demagógico. El discurso político se ha empobrecido mucho porque los políticos ya no leen.

P. No se crea que eso es patrimonio de los franceses, si viera usted a la clase política española…

R. Y a la italiana. La demagogia camina de la mano de la caída del nivel del lenguaje. Si se habla un castellano activo, rico, no se puede ser demagogo. E iría incluso más lejos. Pensando en la amenaza terrorista, si los niños hubieran aprendido bien francés, a través de los autores, del pensamiento francés, no se producirían los actos de terrorismo a los que asistimos.

P. ¿Usted cree?

R. Claro. La cultura no es la guinda del pastel. Creo que ese es el gran error de Marx, que dijo cosas esenciales, pero se equivocó cuando dijo que la estructura es la economía y que lo cultural es una superestructura; no, no es cierto, la cultura está en la base. Si uno estudia a Descartes, Pascal, Hugo, Baudelaire, hay cosas que ya no hará porque ni siquiera las pensará. La tolerancia está en la lengua. Y el sectarismo también se refleja en ella. La lengua es aquello a través de lo cual se articula el pensamiento; no es neutra. Pensar es explotar los recursos de la lengua.

(…)

P. ¿Cómo explica usted la crisis de la izquierda en Europa?

R. Creo que la izquierda europea debe mutar. Todavía se agarra al mito de la revolución. Y la revolución es imposible hoy día, no tiene ningún sentido. Debe pensar en las transformaciones silenciosas, lo importante es cambiar las cosas, de modo efectivo. La izquierda no se ha vuelto pragmática, se ha vuelto cínica: habla de igualdad y por debajo hace todo lo contrario. Ha tenido tantos casos de corrupción como la derecha en Francia, y pagará cara su inmoralidad política cubierta de igualdad ficticia. Me cuesta hablar de su país, pero me parece que a la izquierda española le pasa lo mismo. Y a la italiana.

Entrevista de Joseba Ebola al filósofo François Jullien en El Pais, 21/10/2017.

Anuncio publicitario

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Sociedad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a «Agitar miedos identitarios funciona»

  1. lluisemili dijo:

    Habia añadido un «comentario» con este fragmento de la entrevista y no ha salido

    La tolerancia está en la lengua. Y el sectarismo también se refleja en ella. La lengua es aquello a través de lo cual se articula el pensamiento; no es neutra. Pensar es explotar los recursos de la lengua.

  2. Allau dijo:

    Gracias por reemitirnos EL PAÍS, por si no sabíamos que se podía leer online.

  3. Josep Olivé dijo:

    Este blog publica información con dignidad y libertad. Ánimo!

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s