La Virgen de las Pipas

 
No recuerdas su nombre, pero su imagen triste, sentimental, empaña de nuevo tu pensamiento. Era una niña de unos nueve años que, debido a una lesión cerebral tenía un retraso en su desarrollo, y un temblor en las manos que le impedían servirse del lapicero. Sufría mucho por esto, y acudía a la consulta con una ilusión que a ti, que sabías que nada podía hacerse, te llenaba el corazón de tristeza. Era muy aficionada a las pipas y, por ese tiempo, una marca de pipas se distinguía por llevar grabada en la bolsita de plástico la figura de una Virgen. Siempre compraba esa marca. Cuando la terminaba cerraba los ojos y, dirigiéndose a aquella imagen de su devoción, le pedía en silencio que la curara. Nunca lo hacía en las iglesias, ante los retablos refulgentes cargados de grandes racimos de oro, ni frente a las estampas de esas madonnas  que los mejores pintores habían concebido en el instante más esplendoroso de su hermosura y salud, sino sólo ante aquella figurilla escuálida apenas visible en el plástico barato. “Que me cure, Virgen de las Pipas”, murmuraba una y otra vez poniendo su pensamiento en aquella compañera celeste, moradora como ella del mismo reino de la insignificancia.
Gustavo Martín Garzo – El cuarto de al lado

Las pipas serían con toda probabilidad las De la Cruz, con la figura de una Virgen grabada en la bolsa y un slogan “Si quieres tener salud, come Pipas De la Cruz que explica de forma menos poética y aún más triste la devoción de aquella pobre niña. Publicidad engañosa, tan inocente e ingenua como cruel, según se mire.

Facundo, la marca famosa en todo el mundo, se  limita hoy a prometer en su envoltorio unas pipas “Extra Grandes”. Lo cual, sin embargo, también puede dar pie a falsas expectativas y a historias de bolsas de pipas que ni llevan vírgenes grabadas ni tienen nada que ver precisamente con ellas, sino más bien con aquello de “pasárselo pipa”.

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Literatura y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s