La dote, una graciosa y poco conocida colaboración juvenil de Britten

Amor mío, me van a casar con mi rico pariente por la mañana. Adios. Rhona.

En 1935, Benjamín Britten tenía 22 años y apenas se había iniciado como compositor, pero entrenaba sus habilidades orquestales con obras como la llamada Suite Rossini, cinco arreglos de sendas piezas del compositor italiano,  tres de la colección de canciones que reunió en sus Soirées musicales al dejar el mundo de la ópera y los dos ballets de Guillermo Tell. El destino de este trabajo era la banda sonora de una película basada en un cuento escocés, The tocher, “La dote” en gaélico, un cortometraje de siluetas animadas de Lotte Reiniger, la pionera alemana que los más melómanos y cinéfilos conocerán por sus aportaciones al género dedicadas a la música clásica, como su Papageno:

En The tocher sólo se usaron tres de las cinco piezas de la suite: El Pas de soldats del tercer acto de Guillermo Tell

La promesa, de las Soirées de Rossini

y la famosa Danza, la octava canción de esas mismas Soirées de Rossini, una tarantella cómica que transcribió para el piano Liszt

que inspiro a Chopin su Tarantella

y que incluyó Respighi en la música de Rossini que reunió para un ballet de Léonide Massine  llamado La Boutique fantasque

antes de que Britten hiciera lo mismo con el arreglo que ha protagonizado el quesesto de este mes; versiones que no pueden hacer sombra a la canción original, La danza de Rossini, tan a menudo utilizada para premiar o enfervorizar más aún al público por grandes tenores como nuestro Jaume/Giacomo Aragall (el casi tocayo de Gioachino Rossini y de verdad de Puccini de la primera pista) o Luciano Pavarotti:

Pero las habilidades orquestales y la ironía de Benjamín Britten (que comparte nombre con los botellines de cava, con Franklin, con el pequeñín de la familia y con el gran Gigli), también estuvieron a la altura del simpático corto de Lotte Reiniger, como podrá comprobarse ahora mismo: Esta es la obra, The tocher

====================

====================

…una dote que resulta ser una libreta de la caja de ahorros ante la que el suegro salta de alegria.

La banda sonora de este video pertenece a una grabación llamada Britten on Film, con Marty Brabbins dirigiendo al Birmingham Contemporary Music Group y el Choir of King Edward’s School at Birmingham, en la que se encuentran reunidas como “The tocher” las cinco piezas de la Suite Rossini. Para montar aquí las tres que se escuchaban en la película, ha sido necesario cortar el final de la segunda.

Al año siguiente, Britten emplearía el mismo título de Rossini, Soirées Musicales, para una nueva colección de cinco arreglos de piezas del italiano, tres de las elaboradas para La dote en una nueva orquestación y un par más procedentes de las Soirées y de los Tres Coros religiosos. Y cinco años más tarde, en 1941, repetiría la formula con unas Matinées musicales para formar con sus Soirées y la obertura de La Cenerentola un ballet para la American Ballet Company que  se estrenaría ese mismo año con el título de Divertimento. La música buena y sencilla tiene siempre mucho recorrido.

Anuncios

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Cine, Primera mitad del Siglo XX, Romanticismo y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La dote, una graciosa y poco conocida colaboración juvenil de Britten

  1. maria teresa dijo:

    En la vida hubiera relacionado a Britten con Rossini. Me ha parecido interesantísimo! Gracias! (Las pistas han ayudado mucho)

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s