El porqué de las cosas

Kipling tiene un libro compuesto por una serie de relatos cortos, en el que trata de explicar el sentido de las conductas o de las morfologías de los distintos animales que existen. Por qué los camellos tienen jorobas, los elefantes trompa o los tigres están rayados. Al llegar al gato, y para explicar su acechante silencio, explica que es para contemplar el sueño de los niños dormidos. Amiga y tú os ponéis a jugar a ese juego. ¿Por qué los libros tienen hojas? Para que los lectores puedan esconder en ellas ese nido oscuro que es su corazón. ¿Por qué las casas tienen ventanas? Para que las mujeres que no son dichosas en su hogar puedan distraerse con la visión del mundo ¿Por qué no podemos olvidarnos de la felicidad? Porque es un espectro que perdura después de haber existido ¿Por qué los muertos no nos engañan? Porque la verdad es un secreto que los hombres se llevan a la tumba ¿Por qué no basta el sentido común? Porque nos priva de la visión de lo infinito ¿Por qué los pensadores suelen ser seres enjutos y distantes? Porque la filosofía “es el ama seca de la vida, vigila nuestros pasos pero no nos amamanta”
Gustavo Martín Garzo – El cuarto de al lado

Anuncios

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Literatura y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s