Cantando en la ópera (5) – Deserto sulla terra de Il Trovatore

Titulándose “El trovador”, cabría encontrar más cantos en esta grandísima ópera de Verdi, pero, exceptuando el estribillo del famoso Coro de zíngaros, el único es el Deserto sulla terra que, fuera de escena, dedica Manrico en su primera intervención a su amada Leonor, alternando con las  exclamaciones del Conde que inmediatamente va a suplantarle.  El trovador aquí, magnífico, es Plácido Domingo.

Deserto sulla terra,
col rio destino in guerra
e sola spese un cor
al trovator!Ma s’ei quel cor possiede,
bello di casta fede,
e d’ogni re maggior
il trovator!
Solo en la tierra,
en guerra con el malvado destino
¡Sólo un corazón
es la esperanza del trovador!Pero si él poseyera ese corazón,
bello de tan casta fidelidad,
mayor que ningún rey
sería el trovador.
Anuncios

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Opera y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s