No, gracias

Cuando el crítico Winthrop Sargeant expresó en una ocasión la esperanza de que los compositores de jazz pudieran llegar a tener el prestigio de los de la música clásica, el Duque [Ellington] se despachó con una réplica delicadamente devastadora, en la que decía, en esencia, gracias pero “no, gracias” “Me quedé sorprendido con la conclusión del Sr. Sargeant en el sentido de que, de tener la oportunidad de estudiar, el negro cambiaría enseguida el boogie woogie por Beethoven. Puede que sí, pero ¡qué pena!”

Alex Ross. The rest is noise.

Y para qué.

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Clásica, Jazz y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a No, gracias

  1. Josep Olivé dijo:

    …o Ludwig, de vivir en el siglo pasado, hubiera sido un compositor/intérprete/improvisador jazzistico prodigioso, como se encargó de demostrar (“avant la lettre”) en la fascinante variación que muestras en el youtube (perteneciente a su última sonata, n.32, op.111)…

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s