Sólo para jugar

Te encuentras con una chica que conoces. Sabes que se había casado, pero llevabas un largo tiempo sin coincidir con ella. Ha tenido un niño, y la ves empujando dichosa su cochecito, semejante a un juguete que hubiera sacado a la calle para lucirse con él.

Gustavo Martín Garzo – El cuarto de al lado

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Literatura y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Sólo para jugar

  1. Elenaromero dijo:

    Muy buenas fotos¡

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s