Cantando en la ópera (14) – Madrigal de Manon Lescaut

Seguramente Richard Strauss fue quien más a menudo incluyó como tales a cantantes en sus óperas, pero desde luego no fue el primero. Por ejemplo, si él entretendría a la mariscala con un tenor italiano en Der Rosenkavalier, Puccini ya había hecho lo propio en su Manon Lescaut, aunque ahí no era un tenor, sino un pequeño coro el que cantaba ante la protagonista, liderado sin embargo por una mezzo, en un brevísimo papel que también se presta a participaciones especiales. Su intervención tampoco busca el contraste como en el caso de El caballero de la rosa, sino que es una contribución más a la riqueza melódica de esta preciosa ópera, el madrigal Sulla vetta tu del monte,

una pequeña obra de arte que como tal es recompensada:

MANON
¡Págales!
(Aburrida, le da una bolsa
a Lescaut. Éste se la guarda)
LESCAUT
¡Quita!…
¿Y ofender el arte?
(a los músicos)
¡Os despido en nombre
de la Gloria!

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Opera y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s