Cadenzas (10) – Rachmaninov, Primer movimiento del Concierto para piano nº3

Rachmaninov era también un pianista descomunal, y para su debut en Nueva York quiso componer un concierto, el tercero, que le permitiera exhibir su virtuosismo. Durante la travesía desde Europa lo ensayó en un piano mudo, pero, a pesar del entrenamiento, el día de su triunfal estreno, le faltaron fuerzas para ofrecer una sola propina. Sin embargo, esta obra no es solo una de las más difíciles del repertorio, sino una estupenda muestra del romanticismo más suntuoso e hiperbólico de su autor. Y, la cadenza del primer movimiento, su punto álgido en ambos sentidos.

El inicio del concierto, para entrar en ambiente e ir viendo la prestidigitación, en este caso de Denis Matsuev

y la cadenza ossia (“o sea”, es decir “alternativa”), pues Rachmaninov compuso otra más breve y fácil, aunque los pianistas que se atreven con este concierto, como Daniil Trifonov aquí, no suelen quedarse a medias y optan por esta barbaridad:

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Piano, Romanticismo y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Cadenzas (10) – Rachmaninov, Primer movimiento del Concierto para piano nº3

  1. Josep Olivé dijo:

    Jope….Matsuev, Trinofov…más madera a la lista interminable de impresionantes pianistas rusos…o de la antigua URSS…no vayamos a liarla…

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s