La música interior

Así como existe una música con vista a la calle, hay también una música interior. Es lógico. ¿Cómo podríamos sacar nuestra música al exterior si no la conocemos? Pero —seamos sinceros— ¿la tenemos?

Para explorar su música interior sin acudir a productos de farmacia, realice el siguiente ejercicio:

Ejercicio

Relájese en un sitio tranquilo.
Concéntrese: el secreto del ejercicio es su mente.
Vacíela. Ahora trate de escuchar su música interior.
¿La oye? ¿Verdad que sí? ¿Cómo es?
¿ Tal vez una nota grave? ¿O un largo acorde?
¿Quizás una nota aguda y cantarina?
Si escucha un glu-glu puedeser su intestino.
Vacíelo.

Si escucha dos músicas que suenan a la vez, no se altere.
Sin perder la concentración, levántese y apague la radio.

Practique este simple ejercicio dos veces por semana.
Verá que en pocos lustros lo hará inconscientemente.

Cantando bajo la ducha. Jorge Maronna (Les Luthiers) y Daniel Samper.

 

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Cantando bajo la ducha y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s