Cantando en la ópera (16) – La donna è mobile de Rigoletto

No se ha inventado una palabra más sencilla que “diegética” para definir lo que oyen como música los propios personajes de un representación, que, en el caso de la ópera, puede ser tanto música instrumental como lo que aquí nos ocupa, cantada. Y la distinción, que a veces no es tan obvia, puede tener su importancia para la lógica argumental. Por ejemplo, La donna è mobile de Rigoletto, no es una reflexión del duque, sino una canción que le delata ante Gilda, oculta con su padre observando la escena, lo que otorga a esa escena una gran y distinta fuerza dramática.

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Opera y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Cantando en la ópera (16) – La donna è mobile de Rigoletto

  1. Josep Olivé. dijo:

    Què cruel és la càmara para algunos dioses del pasado! 🙂 Tanto por las òperas vistas en directo como en DVD o cine durante estos años el progreso de los cantantes en su faceta teatral es gigantesco, y se nota muchísimo cuando la òpera es dirigida por buenos directores de escena teatrales.Y si, esta famosísima aria, cantada en su contexto original, genera una fuerza dramática nada acorde con la frivolidad de su letra. Un buen ejemplo, sí señor!

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s