Rudimentos de estética

La estética es la ciencia que trata de las  causas  que  hacen  nacer  en  nosotros lo  bello,  mientras  que  la  ciencia  que trata  de  las  causas  que  hacen  nacer  los vellos es la dermatología.

La  estética  no  sólo  es  una aproximación  a  lo  sublime,  sino que  es indispensable  en  el  trajinar  del  día  a día.  Sin  estética  se  nos  haría unaprehensible  el  concepto  de  la belleza.  Sin  estética  no  podríamos establecer  diferencias  entre  lo  feo  y  lo espantoso.  Sin  estética  no  existiría  la cirugía estética.

Pero  ¿qué  es  la  belleza?  Platón afirma  que  la  belleza  es  «una  realidad en  sí suprasensible»  (¡esas  cosas  de Platón!),  para  Plotino  es  «un  arquetipo inteligible» (era  discípulo  de  Platón); para Hegel  es  «lo  infinito  en  lo  finito, expresión sensible de la Idea Cósmica». Por  su  parte,  dijo  Anaxágoras  de Samotracia: «Lo bello no es lo feo». La frase parece una  imbecilidad, pero hizo carrera en su época.

Nosotros  estamos  de  acuerdo  con todos ellos, pero no  sabríamos explicar por qué. Nos gusta, simplemente.

El  concepto de  lo bello  es variable según  los  individuos,  las civilizaciones, las épocas o los grados de alcoholismo. Lo  que  es  vello  para  un  calvo probablemente no pase de ser una pelusa para quien tenga su cabellera normal.

Se  dice  que  es  preciso  educar  el buen  gusto  musical.  Pero,  si  en  la música  el  sentido  que  interviene  es  el del  oído,  ¿para  qué  entonces  educar  el del gusto? Es como educar el olfato para poder pintar un cuadro.

Un oído educado no sólo responderá «sí,  señor»  y  «sí,  señora»,  sino  que dejará  pasar  primero  a  las  damas  y cederá el puesto a los ancianos.

Lo  opuesto  a  lo  bello  es  la cacofonía.  No  es  lo  que  usted  está pensando. Por ese  término  se conoce al choque  desagradable  de  sonoridades. Pero otras sonoridades.

La  estética  es  una  e  indivisible. Además, sería un poco soez partirla por la  primera  sílaba.  Todos  los  sentidos concurren  al  gozo  estético.  Nada  hay mejor que disfrutar de una buena música mientras  se bebe un vino añejo  frente a un  cuadro  de  Goya  en  un  ambiente perfumado  por  maderas  de  pino  y  con una  hermosa  masajista  oriental  que lentamente te acaricia la espalda con sus manos sabias. Brrr!!!

Cantando bajo la ducha. Jorge Maronna (Les Luthiers) y Daniel Samper.

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Cantando bajo la ducha y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s