Libertad

En el Barrio Rojo de Amsterdam, las prostitutas siguen ofreciéndose medio desnudas en los escaparates, a un palmo de curiosos, mirones y posibles clientes. Pero está prohibido fotografiarlas, porque venden su cuerpo pero no quieren regalar su imagen. Y en toda la ciudad se puede comprar y consumir marihuana, pero la multa por beberse una cerveza en la calle es de 95 euros,  orinar en la via pública puede costar 140, lo mismo que, atención, tirar una lata al suelo. Parece que lo tienen claro: Los derechos y las libertades que nos otorgamos pueden ser muy grandes, pero acaban donde empiezan los de los demás. Igualito que aquí, que a duras penas nos ponemos de acuerdo en lo que queremos.

-♦-

Amsterdam, Jacques Brel, una canción y una interpretación brutal, con una estrofa final que habla de prostitutas y de beber y desbeber bajo las estrellas. Nada que ver, pero cualquier ocasión es buena para las cosas buenas.

Dans le port d’Amsterdam / En el puerto de Amsterdam
Y a des marins qui boivent / hay marinos que beben
Et qui boivent et reboivent / y que beben y vuelven a beber
Et qui reboivent encore / y que vuelven a beber otra vez.
Ils boivent à la santé / Beben a la salud
Des putains d’Amsterdam / de las putas de Amsterdam
De Hambourg ou d’ailleurs / de Hamburgo o de donde sea
Enfin ils boivent aux dames / finalmente beben por las damas
Qui leur donnent leur joli corps / que les dan su bonito cuerpo
Qui leur donnent leur vertu / que les dan su virtud
Pour une pièce en or / a cambio de una moneda de oro
Et quand ils ont bien bu / Y cuando han bebido ya bien
Se plantent le nez au ciel / se plantan mirando al cielo
Se mouchent dans les étoiles / se limpian los mocos en las estrellas
Et ils pissent comme je pleure / y mean como yo lloro
Sur les femmes infidèles / sobre las mujeres infieles

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Sociedad. Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a Libertad

  1. kalamar dijo:

    hola,
    un placer volver por aquí a comentar,
    conste que no te he dejado de leer!
    y si no te importa, iré compartiendo tus posts de vez en cuando en mis redes sociales y calamarescas

  2. Josep Olivé dijo:

    No, si ordenanzas ya tenemos, lo que nos falta son “ordenantes”. Y no me refiero a más policía urbana, que también, sino a que los primeros que cumplan con ellas sean los miembros y las miembras del consistorio. PD: ese balcón no tiene desperdicio! Absolutamente genial!

    • kalamar dijo:

      pues en mi barrio, metro Marina, botellón, porrerón, basuras a reventar y ningún urbano. Los paq-24h haciendo el agosto y los carteles del Ajuntament:

      • José Luis dijo:

        Pero sólo recomendaciones, porque prohibir y multar queda feo y es cosa de dictadores. Y si no sirve para nada, ya se han lavado las manos. Claro que no solo “recomiendan” pagar los impuestos.

    • José Luis dijo:

      El balcón me lo envió Neus hace poco, y ha venido al pelo. Naturalmente, poco puede exigir quien no cumple. Pero tampoco les importa demasiado, están en su nube. Por certo, de aquí cuatro días tenemos las miembras en la RAE. Y los matrocinios.

  3. jblarga dijo:

    Qué bueno Jacques Brel! Muchas gracias por presentármelo! Estoy aprendiendo mucho con tu blog. Es cierto, los carteles no tienen desperdicio. Y sí, la libertad personal comparte el límite de la libertad del otr@. La libertad termina siendo responsabilidad con el otro también, cierto?

    • José Luis dijo:

      Descubrir a Jacques Brel es tanta suerte como tener los años (y la disposición) de descubrirlo, de modo que enhorabuena.

      La verdadera libertad, la que importa, me parece a mi que está a otro nivel, aunque el título que he puesto me contradiga. En realidad esto son asuntos de educación elemental, de urbanidad (que por cierto, viene de urbe, ciudad, qué bonito), y se basa en el respeto al otro. Y sin embargo, a los que piden ese respeto les llaman intolerantes. Debo estar más viejo de lo que creo.

  4. guillergalo dijo:

    Amplia vida en libertades, Amsterdam loco y cuerdo, los errantes se desbocan sin males de altura ni mareos de mares. Buen poema.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s