Otro dato para el optimismo (pero un dato precipitado…*)

Los criterios para realizar la prueba del coronavirus se han restringido, seguramente para que no faltase material para poder hacerlo en los casos más sospechosos, pero es muy probable que el número total de análisis sea mayor que al principio, y efectuados en una población más seleccionada, no es raro que el número de nuevos casos confirmados siga aumentando. Desde luego, la cifra seguirá siendo muy inferior al número real de contagiados,  pues la mayoría son (o somos) asintomáticos, pero la evolución de ese dato puede resultar engañosa. En este sentido, la mortalidad por (o con) coronavirus parece mucho más fiable, pues los tratamientos aplicados a los enfermos no han variado ni mejorado de modo sustancial. Y  en las últimas horas, el número de fallecidos ha disminuido claramente.

                                                              https://www.worldometers.info/coronavirus/country/spain/

Otro dato para el optimismo, además de los gestos de solidaridad y la sensatez que está demostrando el conjunto de nuestra sociedad.

Puede ser un espejismo, pero en cualquier caso, es una buena noticia. Y soñar no cuesta nada. Siempre que se siga teniendo claro que, sólo quien llevase más de dos semanas absolutamente aislado podría asegurar no ser contagioso. Todos en casa, y sin ceder a presiones…

 

…sin forzar el espíritu de las restricciones…

…que una casa es además un mundo lleno de posibilidades:

 

(*) Las ganas. La disminución se ha convertido en un aumento. Con todo, un aumento del 20%, no un aumento exponencial.

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Sociedad. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Otro dato para el optimismo (pero un dato precipitado…*)

  1. José Luis, te sigo desde lejos. En México estamos por entrar a la etapa de crecimiento escandaloso de casos (de 51 a 82 de un día para otro, reporte de ayer). No tenemos muchos, porque las autoridades insisten en que no hay transmisión comunitaria y sólo investigan a quienes han estado en China, Corea o Italia. Los demás casos de neumonía atípica se etiquetan como influenza.
    Mi dato para el optimismo es que la población ha tomado medidas por su cuenta. Nos aislamos antes de que nos lo ordenen. Y la Iglesia Católica, al suspender las misas, ha mostrado que escucha más a la ciencia que nuestro Presidente, tan aficionado a las multitudes.
    Tendré tiempo de aprender italiano, leyendo el Decamerón.

    • José Luis dijo:

      O El Decamerón o La divina comedia, me parece que has elegido bien :-D.

      Ojalá hayais aprendido de la experiencia ajena. Ahora parece claro que la estrategia debe incluir detección masiva. Aquí, asustados casi más por lo que nos espera durante y después, que no solo de virus muere el hombre…

      Me alegra mucho saber que sigues ahí

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s