El coronavirus no es muy malo

Sobre datos oficiales de ayer día 9, 15.000 muertos sobre 150.000 infectados (número de PCR positivas), 10% de letalidad. Pero es sabido que los contagiados han sido muchísimos más, hasta 7.000.000 según algunos expertos. Los muertos acumulados hasta ayer también serían más, aunque la diferencia mucho menor pues no parece probable que puedan superar los 30 o 35.000 (cifra, por lo demás, escalofriante, y más estando a medio camino). Tomando esos máximos, la letalidad rondaría el 0.5%. En la misma fecha de ayer, en el mundo se contabilizan 1.500.000 de casos y 100.000 muertes, un 6.5% de letalidad que, por el mismo motivo, por el desconocimiento del verdadero número de infectados, está sobreestimada.

¿Y no acaba de decir la OMS que es 10 veces peor que la gripe?

Si, porque este coronavirus no es muy malo: Es peor.  Es peor, sobre todo, debido a que nadie tenía inmunidad frente a él y debido a que la mayoría de infectados, con muy pocos o ningún síntoma, son también contagiosos y facilitan su diseminación casi universal.  Y dada la enorme cantidad de gente que están infectando, el número absoluto de muertes es lo tremendo que es, diez veces ya superior al que causa la gripe: Esa es la tasa de mortalidad de que habla la OMS, el porcentaje de fallecidos respecto a toda la población, no respecto a los infectados, no el porcentaje de infectados que fallecen, no la letalidad, que es lo que define la agresividad de un determinado agente.

Infectarse por el coronavirus no es tan peligroso, pero como infecta a tantos, son muchísimos los que caen. Y desde luego, sin tomar medidas, como algunos pretendieron inicialmente, el número de muertos no solo se habría multiplicado en la misma proporción que el número de infectados (si alcanzase un 40% de la población como hizo la gripe del 18 podrían llegarse a 100.00 muertos en España con esa tasa especulativa de una letalidad del 0,5%, probablemente optimista) sino que sumaría los fallecidos por otras enfermedades a causa del colapso del sistema sanitario (y en la crisis económica subsiguiente…)

El coronavirus no es peligroso para la inmensa mayoría de los niños ni para adultos sin enfermedades previas, de eso no hay duda. Pero podría ser peor que el virus de la gripe estacional y es cierto que en población sana y joven también produce muertes, que resultan por eso mucho más llamativas y alarmantes (sobre todo si se olvidan los muchísimos que ni se han enterado de haberlo tenido). Quizás sean personas que han sido infectadas de entrada por gran número de virus, como sería el caso de los médicos de Wuhan que dieron la alerta, quizás también dependa de la respuesta exagerada de algunos sistemas inmunes (groseramente comparable a una reacción alérgica al virus, un mecanismo que seguramente contribuyó mucho a la gravedad de la gripe del 18), quizás la explicación sea otra; está por ver.

Lo evidente es que el problema no es tanto individual como colectivo. Hay bastantes más motivos para temer las repercusiones de esta pandemia sobre la economía personal que para vivir aterrado por un posible contagio. Pero evitar ser contagiado es evitar contagiar a otro más vulnerable, no siempre por viejo o enfermo. Y otra cosa es que haya un sector de población a la que no convenga tranquilizar demasiado a fin de que no deje de comportarse como debe.

-♦-

Muerto el perro se acabo la rabia,  el coronavirus cumple el dicho de que a los virus no les interesa matar demasiado, precisamente para que los vivos sigan propagándolos, que ese es su objetivo. Lo mismo puede decirse de la sífilis, y ese ejemplo puso el ahora expresidente uruguayo José Mujica para rematar su reflexión: “Por si querer repartir exprimo demasiado, tengo menos para repartir”. No sabía lo oportuno que iba a resultar cuando una gestión irresponsable de la crisis económica provocada por la pandemia puede acabar con lo que el virus dejó maltrecho y hasta hacerle bueno.

Y Evole: El paralelismo de la sífilis no era con el capitalismo sino con el socialismo. Quien reconoce que no debe exprimir hasta matar es Mújica, que utiliza ese nada inocente giro a una nueva comparación para sacarle la punta que puede. Porque “seré socialista, pero no quiero ser bobo”. Y no lo es. Qué envidia.

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Sociedad. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El coronavirus no es muy malo

  1. Josep Olivé dijo:

    Extraordinario post! Extraodinario Mújica! No sé cuantas visitas tendrá hoy este post, lo que sí sé es que cualquier cifra será poca!

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s