Beethoven: Sonata para piano núm. 6 en Fa mayor Op. 10/2 (1798)

En la sonata nº6, además de reducir a tres los movimientos, sacrificando en este caso el lento para disgusto de melancólicos, lo que más se reduce es el tiempo, pues no alcanza el cuarto de hora. Pero esa brevedad es compensada por su jovialidad y frescura, patente en el Allegro inicial y su divertido juego con tres notas repetidas, que en el desarrollo resulta delicioso

El Allegretto central compensa a los que lamentábamos la ausencia de un adagio o largo con una danza triste, muy apropiada para ver caer la lluvia tras los cristales, y un trío particularmente lírico. El tema de apertura, que reaparece tras él con unos ornamentos preciosos, recuerda bastante el  Oh thou that tellest del Mesías de Händel. Y llama la atención como concluye el movimiento, alla brava.

La brevedad concluye con los dos minutos de un Presto que parece una propina, brillante y animosa, con un tema en fuga y un final en lo alto perfectos para el pícaro de una ópera de Mozart, en las que, por cierto, se piensa más de una vez en esta divertida sonata, tan conveniente para cuestionar el tópico del sombrío Beethoven.

 

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Clasicismo, Piano, Romanticismo y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Beethoven: Sonata para piano núm. 6 en Fa mayor Op. 10/2 (1798)

  1. Josep Olivé dijo:

    Esta sonata efectivamente es la más corta de la serie que llevamos pero se verá superada en brevedad por algunas (auténticas joyas) que esperan su turno. Y si, muy breve el movimiento final presto, tan presto que solo tiene 32 compases. Tenia prisa? La gran curiosidad de este presto: es la primera vez que Beethoven utiliza una forma fugada en sus sonatas. Más tarde las empleará de una manera torrencial en sus excelsas últimas sonatas. El allegretto es más bien un minuetto, que con su trio intermedio es la premonición de un Impromtu de Schubert. Y si, termina de sopetón como queriendo decir:…”…ya no escribo más!…”. Pequeñas células del tema principal aparecerán en futuras sonatas con maravillosos desarrollos.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s