Ser de pueblo

Sedano, el pueblo burgalés en el que veraneaba Miguel Delibes, que nació y vivió en la ciudad de Valladolid.

Y empecé a darme cuenta, entonces, de que ser de pueblo era un don de Dios y que ser de ciudad era un poco como ser inclusero y que los tesos y el nido de la cigüeña y los chopos y el riachuelo y el soto eran siempre los mismos, mientras las pilas de ladrillo y los bloques de cemento y las montañas de piedra de la ciudad cambiaban cada día y con los años no restaba allí un solo testigo del nacimiento de uno, porque mientras el pueblo permanecía, la ciudad se desintegraba por aquello del progreso y las perspectivas de futuro.

(…/…)

Después de todo, el pueblo permanece y algo queda de uno agarrado a los cuetos, los chopos y los rastrojos. En las ciudades se muere uno del todo; en los pueblos, no; y la carne y los huesos de uno se hacen tierra, y si los trigos y las cebadas, los cuervos y las urracas medran y se reproducen es porque uno les dio su sangre y su calor y nada más.

Miguel Delibes. Viejas historias de Castilla la Vieja.

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Literatura, Viejas historias de Castilla la Vieja y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Ser de pueblo

  1. Josep Olivé dijo:

    Siempre me viene a la mente Miguel Delibes cuando pienso en un hombre del campo castellano, conocedor palmo a palmo de su Castilla rural, de su lenguaje y sabiduría popular. Vivió tal cual escribió. Y no digo barbaridad alguna si afirmo que, para mí, era merecedor del Nobel.

    • José Luis dijo:

      Delibes y Umbral, en las antipodas, cada cual a su forma, genios del lenguaje y la prosa poética, para mí los dos mejores, de largo, del pasado siglo. Y este librito, una joya.

      • Josep Olivé dijo:

        Si, Umbral me gustaba muchísimo también. De hecho Umbral siempre dejó constancia repetidamente de su admiración por Delibes. Y esto no es “un suponer”. 🙂
        Para mi la figurara literaria más próxima a Delibes fue Josep Pla, otro grandioso escritor. Y de parecidas trayectorias. Y ambos coincidieron (creo recordar y si no me equivoco) en una revista que seguía muchísimo: Destino. Todo un lujo de época esa revista con el añorado Nestor Luján también. Ambos escritores (Pla y Delibes) procedían del periodismo, escribieron libros sobre viajes y ambos adoraban su “reclusión” en pueblos lejos de las grandes urbes, y se interesaban por el saber y el lenguaje del mundo rural. Eso sí, “escolti vosté”, a Pla a socarrón no le ganaba nadie. 🙂
        PD1: Hoy Delibes sería vilipendiado por los ecologistas por su gran afición a la caza, cuando de hecho fue un grandísimo ecologista.
        PD2: Y a Pla no se le ha reconocido del todo su valía en Cataluña, porque parece ser que (también) escribía en un idioma distinto del catalán. Ahora aún lo tendría peor. Vamos para atrás, como los cangrejos. Lo siento por…Cataluña.

        • José Luis dijo:

          De Pla solo he leido “El quadern gris”, espectacular su forma de utilizar un catalán riquísimo sin que apenas se note. No he leido nada suyo en castellano, quizás debiera. El ninguneo creo que lo justifican por sus querencias politicas, el eterno asunto

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s