La llegada de la electricidad

El tendido de luz desciende del páramo al llano y, antes de entrar en el pueblo, pasa por cima de la nogala de la tía Bibiana. De chico, si los cables traían mucha carga, zumbaban como abejorros y, en estos casos, la tía Marcelina afirmaba que la descarga podía matar a un hombre y cuanto más a un mocoso como yo. Con la llegada de la electricidad, hubo en el pueblo sus más y sus menos y a la Macaría, la primera vez que le dio un calambre, tuvo que asistirla don Lino, el médico de Pozal de la Culebra, de un acceso de histerismo. Más tarde el Emiliano, que sabía un poco de electricidad, se quedó de encargado de la compañía y lo primero que hizo fue fijar en los postes unas placas de hojalata con una calavera y dos huesos cruzados para avisar del peligro. Pero lo más curioso es que la tía Bibiana, desde que trazaron el tendido, no volvió a probar una nuez de su nogala porque decía que daban corriente.

Miguel Delibes. Viejas historias de Castilla la Vieja.

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Literatura, Viejas historias de Castilla la Vieja y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La llegada de la electricidad

  1. Josep Olivé dijo:

    Qué delicioso fragmento! Y qué divertido! 🙂

    Muy interesante la utilización en Delibes de «nogala» en lugar de «nogal». Parece ser que en su obra nogala viene a ser un nogal grande y maduro, pero no encuentro por ninguna parte esta acepción en la RAE. En cambio en catalán si esta aceptado «noguer» i «noguera» como equivalentes.

  2. José Luis dijo:

    Ese libro es una mina para los que nos gustan las palabras y ese costumbrismo tan poético. Para mí, el mejor Delibes.

    No había caído yo en lo de nogala, que tampoco creo haberlo oido, pero me suena muy bien y natural, como si, tan protector y generoso, hubiese de ser femenino, como una gallina. En cambio me llamó mucho la atención el «cima» en vez de «encima » puesto en la voz del narrador, que ya tiene estudios. Y, no sé si será gracias al mismo Delibes, pero lo cierto es que, la RAE, no aceptando cima como sinónimo de encima, sí lo hace en la locución

    mirar algo por cima
    1. loc. verb. Mirarlo ligeramente, sin enterarse de ello a fondo.

    por cima
    1. loc. adv. En lo más alto.
    2. loc. adv. por encima.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s