El libro y la miel

«El sexo es la raíz, el erotismo es el tallo y el amor es la flor —ha escrito Octavio Paz—. ¿Y los frutos? Los frutos del amor son intangibles y ese es su verdadero mis-terio». Pues bien, el Cantar de los Cantares habla de esos frutos intangibles. O mejor dicho, nos dice que esos frutos son las palabras. Ese es su único argumento. No el encuentro entre los amantes, ni la dicha que encuentran en su unión, sino su necesidad de hablar. Esa necesidad abarca al mundo entero, y así vemos que los amantes para referirse el uno al otro hablan de ciervos, higos, corderos, grano, violetas, mirra. El cuerpo amado se confunde con el mundo, pero también con un libro. Un libro escrito con miel.

Gustavo Martín Garzo – El cuarto de al lado

Quam pulchri sunt gressus tui / Qué hermosos son tus pasos,
filia principis / hija de príncipe
collum tuum / tu cuello
sicut turris eburnea / como una torre de marfil,
oculi tui divini / tus ojos divinos
et come capitis tui / y los cabellos de tu cabeza
sicut purpura Regis / como la púrpura del Rey.
quam pulchra es /  Qué hermosa eres
et quam decora / y qué decorosa,
carissima /  amadísima.
alleluya. / Aleluya.

 

Sicut cervus desiderat ad fontes aquarum, ita desiderat anima mea ad te, Deus.
Como el ciervo desea los manantiales de agua, así te desea mi alma, Dios.

 

Mi amado es blanco y lozano. Su piel es como el oro más fino. Sus mejillas son como un lecho de especias.
Incluso aunque no se haya bañado desde el último Diciembre.
Sus ojos son como los de las palomas. Su cuerpo es como marfil brillante. Sus piernas son como pilares de mármol.

En unos pantalones tan sucios que se tendrían de pie.
Todo él es adorable.

Pero siempre será un rufián de medio pelo… y nunca será mi amado. Qué lástima.

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Antigua, Bandas Sonoras, Literatura y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El libro y la miel

  1. Josep Olivé dijo:

    Asistí hace años a un concierto del Coro de Cámara de Madrid, en la sala de cámara del Auditorio Nacional. El programa con obras de Tomas Luis de Victoria. Salí flotando. Es de los músicos que más necesito en épocas de abatimiento. En países de gran cultura musical Victoria sería uno de sus grandes dioses.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s