El árbol siniestro

Los sucesivos sueños de muerte que te acosan estos días. La otra noche le tocó a Prisionera, la anciana que vive en la buhardilla de tu casa. Está muy enferma y esa misma tarde habías subido a verla. Luego en el sueño acababa de morirse y bajabais el pesado ataúd por las escaleras. No estaba tapado y toda tu preocupación era que aquel cuerpo, por la inclinación pudiera salirse de la caja y caer acusador sobre vosotros, sólo empeñados en sacarlo de allí cuanto antes, como la rama desgajada de un árbol siniestro.

Gustavo Martín Garzo – El cuarto de al lado

Un sueño de actualidad, ahora que ha vuelto el futbol y empezamos a olvidarnos de los muertos.

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Literatura, Sociedad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El árbol siniestro

  1. Josep Olivé dijo:

    Carai, sueño siniestro también. Escena digna de Buñuel.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s