Lo justo y lo injusto (El huevo o la perdiz)

Silos, el pastor, era más perjudicial para la caza que el mismo raposo, según decía el Antonio. Silos, el pastor, buscaba los nidos de perdiz con afán, y por las noches se llegaba con los huevos a la cantina de Hernando Hernando y se merendaba una tortilla. Una vez descubrió en la cárcava un nido con doce huevos y ese día bajó al pueblo más locuaz que de costumbre. El Antonio se enteró y se llegó a la cantina y, sin más, agarró la tortilla y la tiró al aire y le voceó al pastor: «Anda, cázala al vuelo. Así es como hay que cazar las perdices, granuja». El Silos se quedó, al pronto, como paralizado, pero enseguida se rehízo y le dijo al Antonio: «Lo que te cabrea es que te gane por la mano, pero el día que mates tú una hembra te la vas a comer con plumas». Después se puso a cuatro patas y engulló la tortilla sin tocarla con la mano siquiera, como los perros. Cuando el Antonio se fue, el Silos se echó al coleto tres tragos de clarete de Marchamalo y sentó cátedra sobre lo justo y lo injusto y decía: «Si él mata una hembra de perdiz, yo no puedo protestar aunque me deja sin huevos, pero si yo me como los huevos, él protesta porque le dejo sin perdices. ¿Qué clase de justicia es ésta?»

Miguel Delibes. Viejas historias de Castilla la Vieja.

Premio para quien descubra a cuento de qué (bobada) viene aquí The Cloths of Heaven, esta bonita canción de Thomas Dunhill sobre un no menos bonito poema de Yeats, interpretada por Ian Partridge.

Had I the heavens’ embroidered cloths, / Si poseyera las telas bordadas del cielo,
Enwrought with golden and silver light, / tejidas con luz dorada y plateada,
The blue and the dim and the dark cloths / las telas azules, opacas y oscuras
Of night and light and the half-light, / de la noche, la luz y la penumbra,
I would spread the cloths under your feet: / extendería esas telas bajo tus pies:
But I, being poor, have only my dreams; / pero yo, pobre cómo soy, sólo tengo mis sueños.
I have spread my dreams under your feet; / He extendido mis sueños bajo tus pies.
Tread softly because you tread on my dreams. / Pisa suavemente, porque caminas sobre mis sueños.

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Literatura, Viejas historias de Castilla la Vieja y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Lo justo y lo injusto (El huevo o la perdiz)

  1. Josep Olivé dijo:

    He ido rápido a la agenda para comprobar si hoy era día 10, pero no. El caso es que no acierto a ver a cuento de qué viene aquí «Cloths of heaven». Bueno, ya sabes lo reñido que estoy con los concursos. Y como soy bastante curioso/chafardero me gustaría saber de qué va la «bobada»… jejejej. 🙂

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s