Migas de Proust (39)

Me daba cuenta de todo lo que hay de real en la obra de Wagner, al ver esos temas insistentes y fugaces que visitan un acto, que no se alejan sino para volver, y, lejanos a veces, adormecidos, desprendidos casi, en otros momentos, sin dejar de ser vagos, son tan apremiantes y tan próximos, tan internos, tan orgánicos que dijérase la reincidencia de una neuralgia más que de un motivo.

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Literatura, Música y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Migas de Proust (39)

  1. Josep Olivé dijo:

    Todo el anillo es una orgía incomparable de motivos. Y qué final para más de 16 horas de música majestuosa!

    • José Luis dijo:

      …con Theorin sóla en medio del escenario…

      Me gusta mucho la imagen de Proust, esa comparación de los motivos con un organismo, o un dolor de cabeza que no acaba de desaparecer nunca, siempre dispuesto a atacar de nuevo…

      … a martillazos en algun caso 😀

    • José Luis dijo:

      Por cierto, tienes la respuesta al “enigma” de ayer. Sólo hay que traducir 😉

      • Josep Olivé dijo:

        Tuve día movidito ayer. En cuando este en casa me pongo…..y eso que des solo pensarlo me entra como picores…:-)

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s