Ha muerto

Esta pasada madrugada ha muerto el vecino que cogió el coronavirus en la cola del super del pueblo de al lado. Después de tres meses en la UCI, después de superar varias complicaciones y de haber sido desahuciado dos veces, después de tanto esfuerzo y tanta preocupación, nuestro amigo ha muerto casi de repente cuando llevaba un par de semanas progresando en un centro de rehabilitación. Ha muerto en la orilla.

Aquí la gente no es muy dada a expresar su dolor, pero el pueblo está consternado. “No quiero llorar pero no puedo evitarlo”, he oído a una buena mujer que se alejaba tras haber comprado el pan en la plaza. Y todos quieren creer y se repiten una y otra vez que quizás haya sido mejor así, que el pobre hubiera quedado muy mal. Yo no me quito de la cabeza que podía haberse librado con muy poco, con un poco de información y una mascarilla. Porque nadie le advirtió de que los lugares cerrados eran especialmente peligrosos. Ni supo hacerle entender que cualquiera podía contagiarle, por muy sano que pareciera. Ni que era muy conveniente distanciarse de cualquiera que no llevase una de esas mascarillas que una asociación de vecinos estaba cosiendo y regalando. Buena información y una mascarilla, no era mucho pedir a quien, habiendo declarado un estado de alarma, tenía todos los medios de comunicación y producción y al país entero a su servicio. O puede que no, quizás era mucho pedir, porque la “inteligencia” estaba concentrada en otras tareas y lo democrático era permitir que cualquiera pudiera aportar su granito de arena al maremágnum de contradicciones y discursos huecos con que se aturdía al personal. Y pedir a la gente que cosiera sus propias mascarillas no quedaba muy bien. Y aquí, de lo que se trata, es de quedar bien. Y el que se queje, es un facha. Y el vivo al bollo.

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Sociedad. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Ha muerto

  1. Josep Olivé dijo:

    Muy triste. Descanse en paz.

    PD: Ni se les agotaron sus auto-aplausos para su «exitosa» gestión. Decirles sinvergüenzas es demasiado suave.

    • José Luis dijo:

      Sí, muy triste. Y en cuanto a calificativos para esos delincuentes, de ahí para arriba hay para dar y vender. No te pierdas el título de la conferencia que el ilustrísimo señor ha anunciado: “España puede. Recuperación, transformación, resiliencia”. Con Podemos podemos. Y con mi ejemplo de resilencia a la cabeza. Puajjjj.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s