Beethoven: Sonata para piano núm. 16 en Sol mayor Op. 31/1 (1802)

Dicen que con la Sonata nº 16 Beethoven inauguró una época de nuevas ideas y así será, pero el ímpetu y la jovialidad de su primer movimiento no era nada nuevo en sus sonatas, aunque, teniendo en cuenta que ésta fue compuesta después del testamento de Heiligenstadt, parece evidente que esa carta de despedida nunca enviada tuvo un efecto catártico.

Tampoco el Adagio grazioso es tanta novedad: Otra joya marca de la casa para ser disfrutada de cabo a rabo durante doce minutos que se hacen cortos, como pudimos comprobar hace bien poco aquí (en el apunte que dio pie al comentario que provocó este paseo por las sonatas de Beethoven). La marca de la casa, la fuerza hipnotizante de la música, música absoluta porque el sentimiento es incalificable, no es nostalgia, ni melancolía, ni tristeza, ni dolor, es emoción abstracta, es la música hecha emoción, es Beethoven, por más que una autoridad como Andras Schiff afirme que “siendo precioso, es ajeno a la naturaleza de Beethoven” dadas sus nada económicas ornamentaciones y los elementos que parecen parodiar el belcanto.

El movimiento final, Rondo, allegretto – presto, lo forman unas variaciones que valen para una de las habituales exhibiciones de virtuosismo y es más feliz que triunfal, lo cual aún resulta más sorprendente en alguien que acaba de estar al borde del suicidio; la conclusión de la sonata es una broma en toda regla. Pero, una pregunta nada retórica: ¿Qué popularísima pieza, tan típica de patio de vecinos con pianista como Para Elisa, parece que va a seguir tras las primerísimas notas del tema? (*)

Naturalmente, si los profesionales dicen que hay novedades, las habrá. Para un simple aficionado es sólo otra sonata más de Beethoven; otra joya más, claro.

 

(*) Pues ya lo sabemos. A las pocas horas de hacer un llamamiento desesperado, Remei nos dió la respuesta: El Minueto del Quinteto de cuerda en Mi mayor, op. 11, No. 5 de Boccherini, aquí en la estupenda interpretación del arreglo para orquesta con que resolvió el enigma, adquiriendo así con todo merecimiento el título de Quesestera de honor de la casa.

 

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Piano, Romanticismo y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Beethoven: Sonata para piano núm. 16 en Sol mayor Op. 31/1 (1802)

  1. Josep Olivé dijo:

    Pues ya estamos a mitad de la cima! Y como puede apreciarse estamos ante una escalada, o sea, siempre hacia arriba, con zonas de feliz descanso, también, pero siempre hacia arriba (y pronto, muy pronto, hasta nos va a sorprender una tempestad!). Y ejemplo de un nuevo subidón lo tenemos en las op.31, empezando por la primera (la segunda cronológicamente hablando). Beethoven explora nuevos caminos. Es sonata brillante y llena de humor e ironía en todos sus movimientos. Y qué es el final de la sonata sino una broma musical? Y el ritmo sincopado del primer movimiento no es todo un juego malabar? Y en el adagio grazioso el maestro ya no bromea, pero se nos pone serio y «grazioso» a la vez, y conforma un adagio maravilloso, de los más altos vuelos beethovenianos. Yo creo que sí hay algo de paródico del belcantismo italiano, pero en todo caso es parodia beethoveniana indiscutible. Y es que en esta sonata ya todo suena a Beethoven, puro y duro Beethoven, sin influencias que no sean las de su majestuosa capacidad musical.
    PD:…y pensar que en el año de esta sonata se nos estuvo a punto de suicidar!…Me parece más que plausible que las ganas de dar al mundo una música nueva fue lo que le salvó. Un maravilloso ejemplo de generosidad.

  2. Pingback: Pero ¿qué demonios es esto? | Ancha es mi casa

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s