El canto de las sirenas (LXIX) – Los últimos cuartetos de Beethoven

Op. 131

Quizá la serie más grande y hermosa de toda su música. Quizá, por lo mismo, la que ha tardado más tiempo en ser verdaderamente comprendida y gozada: todo un siglo. Quizás esa fatídica cifra es la que se cierne como purgatorio anterior a la gloria sobre las grandes proezas del espíritu: un siglo de incomprensión, de extrañamiento, de enajenación de la opinión y del gusto, de silencios clamorosos, de inaudita temperatura de tempano; eso es lo que parece reservado a quienes llevan a cabo, en cualquier dominio espiritual, un tour de force semejante al que condujo a Beethoven a componer sus últimos cuartetos.

Sólo en el siglo que acaba de concluir se han sabido comprender, interpretar debidamente, leer convenientemente y saborear o gozar. Y se han revelado fecundos, o han inspirado a algunos de los mejores músicos de cámara del Novecientos (Bela Bartok, sobre todo; especialmente en sus cuatro últimos cuartetos).

Se los ha caracterizado (…) a través de un conjunto de notas negativas, o de aspectos que en el siglo XIX podrían parecer descalificaciones: fragmentarismo, concisión extrema de ideas sin desarrollo, o en el que éstas parecen consumirse y consumarse en su propia y fugaz exposición; saltos mentales entre ideas musicales expuestas casi en crudo, en un nuevo modo de espontaneidad, o de improvisación buscada y recobrada; organización poco comprensible que se desliza hacia lo rapsódico, o hacia el potpourri (pero siempre con la sospecha de presentirse un orden nuevo y superior).

En esos cuartetos tienen lugar combinaciones chocantes y extravagantes: remansos de exaltación sublime (sobre todo en la expresividad de los movimientos lentos), en abrupto contraste con ligeros temas de danza (alla tedesca, por ejemplo), abordados con sabia ironía romántica. Racimos de danzas incluso, como en el Opus 130.

O bien se recrean formas arcaicas porfiadamente trabajadas ya en todo el último periodo, pero que en esta serie final de cuartetos alcanza su culminación: así la fuga, desde la fuga en adagio con la que se inicia el Opus 131,

hasta la desmesurada Gran fuga

que casi aplasta, por vecindad, la inmaterial cavatina que tanto emocionaba a Virginia Woolf (op.130), y a tantos tras ella.

Así también el tema con variaciones, una y otra vez probado en los más ambiciosos movimientos lentos de esta serie (en los Opus 130 , 131 y 135)

O el recurso a “fósiles” renacentistas o medievales, o del estilo modal de Palestrina, como el modo frigio recreado en la conmovedora pieza titulada Canzona di ringraziamento, adagio del Opus 132.

___________________________________________________________________________________________
Todo lo que en estas páginas aparece en este color verde, son extractos del libro El canto de las Sirenas de Eugenio Trías; en negro están los ajustes gramaticales, lo resumido y todo lo que proviene de su texto. Y en este azul, lo añadido, comentarios propios y definiciones o explicaciones de terceros, generalmente de la wikipedia.

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en El canto de las sirenas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El canto de las sirenas (LXIX) – Los últimos cuartetos de Beethoven

  1. Josep Olivé dijo:

    Esa es otra cúspide que algún día habrá que escalar. Pasito a pasito y de uno en uno, con campamentos base para descansar. La cima es empinada y esta muy, pero que muy arriba. Desde lo más arriba se ve el pasado y el futuro de la música. Estamos ante un ocho mil que corta el aliento.

    • José Luis dijo:

      La muestra ya quita el hipo. «La vida no estará tan mal cuando por 50 dolares te puedes comprar todas las sonatas [o los cuartetos] de Beethoven y pasarte años disfrutándolas» (nosequienlodijo) (un yanqui, probablemente)

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s