Beethoven hasta en la sopa. 5.- Rossini visita a Beethoven en la miseria – 1822

La turbulencia y el espíritu descontento de Beethoven hicieron  que cambiase de domicilio frecuentemente. Se dice que sólo en Viena se mudó 30 veces. A menudo andaba escaso de recursos porque, desordenado por naturaleza, no sabía administrar sus ganancias. En uno de esos momentos críticos, recibió (el 1 de Abril de 1822) la visita de Rossini, cuyo “Barbero de Sevilla” causaba entonces  furor en Viena. Rossini contó su visita en estos términos: “Cuando la puerta se abrió, me encontré en una especie de buhardilla de lo más mugriento y desordenado. Recuerdo especialmente el techo, con enormes grietas a través de las que la lluvia debía entrar a mares. Cuando entramos, él se mantuvo todavía unos instantes inclinado sobre las pruebas que estaba corrigiendo sin advertir nuestra presencia. Luego, alzando la cabeza hacia nosotros, me dijo en un italiano bastante bueno: ‘Ah, usted es Rossini, el autor de “El barbero de Sevilla”…´ Rossini sigue hablando de las dificultades de esa conversación que debía mantenerse por escrito, siendo Beethoven incapaz de oir ni una palabra.

Beethoven era el genio admirado por todos, desde luego también por el joven Rossini. Pero quien triunfaba en toda Europa, Viena incluida, era el italiano. Y respecto a hacer dinero, Beethoven podría haberle pedido clases, como comentó Stravinsky a Gershwin que le hubiese convenido recibir de él. Sin embargo, tras elogiar su “Barbero”, lo que Beethoven hizo fue aconsejarle que siguiera con esas óperas cómicas, dado que los italianos no estaban dotados para las serias… Cuarenta y un años después, en la dedicatoria de la Pequeña Misa Solemne, Rossini escribiría: “…buen Dios, (…) lo sabes bien, yo nací para la ópera bufa, poca ciencia, un poco de corazón, eso es todo. Sé pues bendito y ¡otórgame el Paraíso!”. Quizás al considerarla “el último pecado de mi vejez” y llamarla “pequeña” también estaba pensando en Beethoven y su enorme Misa solemne: El Gloria de las dos, gloria a los dos.

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Romanticismo, Sacra y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Beethoven hasta en la sopa. 5.- Rossini visita a Beethoven en la miseria – 1822

  1. Josep Olivé dijo:

    A saber cuando podremos volver a escuchar semejantes obras en directo y en condiciones normales! Qué triste!

    PD1: La anécdota de Stravinsky con Gershwin es idéntica a la de éste con Ravel, no?

    PD2: No viene a cuento con el post, pero si es de actualidad, y considero que el MET ha hecho un gran acto de sensatez y respeto por su público y abonados. Y que sea una institución privada me parece aún de más mérito. Lo digo porque todo parece indicar que aquí hay instituciones públicas que quieren llevar a cabo sus temporadas cueste lo que cueste y como si no pasara nada, ofreciendo espectáculos devaluados, cambiando programas a un formato claramente menor, sustituyendo artistas a última hora. No se entiende ese fervor recaptador de abonos y entradas cuando todo apunta a que esto de la pandemia va a ir de mal en peor. Por no hablar de lo sucedido esta semana en el Teatro Real. De vergüenza! Y en la OBC de Cataluña resulta que hay conciertos que van a ver modificados sus programas prometidos, muchos de ellos su duración total no sobrepasará la hora y resulta que las entradas son mucho más caras que el pasado año! Una de sus medidas ha sido eliminar todas las entradas/butacas más económicas de los últimos años. Jope con el covid: hasta altera los precios de los espectaculos. A peor, por supuesto!

    PD3: Hoy, en El Periódico: “El botellón es cultura”. A toda página. Y con un par. Todo un medio de comunicación de gran tirada diciendo que el botellón es cultura. Y en época de covid. De juzgado de guardia, vamos. Casi diría que es un delito sanitario. Bueno, debe ser cosa de la libertad de expresión. De los de siempre, claro.

    Y perdona José Luis, hay días que me pondría la Missa Solemnis de Beethoven a 100 db para olvidarme de tanta estupidez.

    • José Luis dijo:

      A saber… No nos acabamos de hacer a la idea de lo que se nos viene encima.

      PD. 1
      “Aunque el especialista en música del siglo XX Alex Ross cree que es una leyenda, se cuenta que intentó ser discípulo de Ígor Stravinski. Este le preguntó: «¿Cuánto dinero ganó usted el año pasado?». «200 000 dólares», respondió el joven Gershwin. «Entonces yo debería tomar clases con usted», respondió el maestro. Ravel se negó a darle clases, argumentando lo siguiente: «Usted perdería su gran espontaneidad melódica para componer en un mal estilo raveliano. ¿Para que quiere ser un Ravel de segunda, cuando puede ser un Gershwin de primera?»” (Wiki)

      PD. 2. Lo de Madrid fue lamentable, leí una entrevista de Matabosch y me dió la sensación de que se estaba matando, pero la pifia fue monumental, y que no hablen de boicot. Es una cara de la moneda. La otra es que los músicos quieren trabajar y todavía hay quien les quiere escuchar. Ayer me decidí por ir al primer concierto aquí. De momento han programado 6, no mas de una hora, sin media parte, formato pequeño. Gel, temperatura, 2 de cada 3 asientos precintados y entrada y salida muy dirigida. Concierto para piano 11 de Haydn (Iván Martín) y reducción de la Titán. Fue tan bueno como emocionante, después de tantos meses, la preciosa música de Haydn creó tal contraste con lo que hemos vivido y estamos viviendo… Y luego, ver a los músicos matándose para que Mahler sonase. La verdad es que fue una experiencia de las que no olvidaré. Definitivamente, creo que la música remueve nuestras entrañas como no lo hace nada más, y no nos hace mejores, pero no hay mayor regalo para el que tiene la suerte de poder disfrutar de ella. Pero no creo que vuelva a muchos más, no me he abonado, y ni el programa ni los solistas y directores ni las condiciones, con la mascarilla todo el rato, me seducen mucho. Iré viendo.

      PD 3. Es para llorar. Y lo mismo que en la enseñanza. Si no pasan de nivel, bajamos el nivel para que pasen. Todos licienciados, todos muy cultos. Hace poco, en Radio Nacional, los videojuegos también eran uno de los apartados de un programa cultural. Ya no sabes donde mirar. Y no te quejes mucho, que te diran que eres viejo. Lo cual, con perdón, va siendo verdad, (aunque ya veremos el eufemismo que se inventan estos para cuando les toque a ellos), y sin embargo, no creo que sea solo un síntoma de que ya vamos quedando fuera de lo que viene. Pero no les arriendo la ganancia. La ventaja es que pronto ya no nos importará mucho ir “pasando” (JA JA)

      Ojo con los oidos.

  2. Josep Olivé dijo:

    Reducción de la Titán?

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s