Beethoven hasta en la sopa. 6.- Muerte de Beethoven durante una tormenta – 1827

Y hete aquí que tras una vida atormentada y después de haber dado al mundo lo que tenía de más grande, de más profundo y de más noble de entre todas las armonías creadas, Beethoven sintió que llegaba su fin.
En el ciclo de sus sinfonías, Beethoven nos dejo parte de su alma. Esperanza, desilusión, tormentos y consuelos, odio, amor y perdón, todos los sentimientos más humanos están traducidos en gloriosas e inmortales armonías. Cuando Beethoven estaba a punto de empezar la décima y última de sus sinfonías, tuvo un fuerte ataque de hidropesía y sufrió cuatro operaciones, resultando la cuarta fatal. El 26 de Marzo de 1827, por la tarde, Beethoven agonizaba en presencia de su hermano, del joven hijo de uno de sus amigos y del pintor Felscher. El día había sido hermoso y sereno, pero por la noche se desencadeno una fuerte tormenta, algo insólito en esa estación. Un rayo estalló cerca de la casa de Beethoven, que se incorporó en la cama, levantó los brazos y expiró.

No parece probable que quien fallece en coma hepático puede recuperar en un último instante la conciencia para levantar los brazos al (o contra) el cielo, y que ese momento coincida con el estallido de un rayo, no hace sino restar credibilidad a lo que sólo parece el embellecimiento romántico de las circunstancias de su muerte. Lo mismo puede decirse de las muchas penúltimas e últimas palabras que se le atribuyen, y de hecho, tampoco se sabe con certeza quienes le acompañaban cuando murió, con la excepción del autor de ese relato, su amigo  Anselm Hüttenbrenner, músico y también amigo y biógrafo de Schubert, pero poco fiable para los actuales historiadores.

Respecto a las causas de la muerte de Beethoven, lo que se sabe con certeza es que tenía una grave cirrosis hepática (responsable de muchos de los síntomas que presentaba, incluida la “hidropesía”, esa acumulación de líquido en el abdomen –ascitis- que trataron de evacuar con sucesivas punciones), un hígado endurecido e incapaz de cumplir con funciones imprescindibles para la vida. Algunas hepatitis, raras entonces, pueden producir cirrosis, pero la causa principal es el alcohol. También es cierto que se encontró mucho plomo en su organismo, pero que eso fuera determinante en su muerte es otro cantar, y aunque algunos señalan el plomo de los emplastos con que curaban las heridas de las punciones evacuadoras, los más piensan que podía proceder del vino blanco de baja calidad que, desde el tiempo de los romanos, se endulzaba y fortificaba añadiéndole plomo.  No se le da mucha publicidad por creer que eso destroza la imagen romántica del personaje (cuando en realidad es lo contrario), pero Beethoven debía beber mucho.

Llevaba tres meses encamado. Lo último que compuso fue un nuevo Final para el Cuarteto nº 13, porque la obra había gustado mucho, hasta el punto de que un par de movimientos hubieron de ser repetidos, pero el final, lo único que según Beethoven debieran haber aplaudido “esos asnos”, fue rechazado por crítica y público. Y con la promesa de honorarios suplementarios y de que ese final sería publicado por separado como obra independiente, accedió a escribir uno nuevo más fácil.

De modo que Beethoven acabó con una concesión. El final rechazado era la enorme Grosse Fugue que, efectivamente, Artaria publicó como op. 133 dos meses después de su muerte, otra de las obras que sólo un visionario podía concebir.

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Romanticismo y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Beethoven hasta en la sopa. 6.- Muerte de Beethoven durante una tormenta – 1827

  1. Josep Olivé dijo:

    Hasta la existencia de una tormenta debería ponerse en duda. Igual llovía con cierta intensidad, pero poco más, Quedémonos con su última tarea musical que citas en el post, una más que agranda su leyenda, leyenda que no necesita de la literatura romántica que se le suele aplicar a los últimos instantes de su vida.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s