Le pendule d’argent

Virus y no virus, cinco veces hemos recorrido este año ya el tramo de carretera que va de la iglesia al cementerio, con el corazón cada vez más encogido. Porque el péndulo  ya no ronronea esperando únicamente a esos vecinos que apenas salen ya de casa más que para seguir el entierro de otros, no siempre más viejos que ellos, sino esperando al mismo pueblo.

Acerca de José Luis

Las apariencias no engañan
Esta entrada fue publicada en Chanson, Sociedad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Le pendule d’argent

  1. Josep Olivé dijo:

    Una excelsa canción de un excelso Jacques Brel. Emocionantísima y bellísima, su letra y su música, y una interpretación que te deja completamente conmovido. Y en estos tiempos, aún más.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s